INFLUENCIA LEGÍTIMA

¿Por qué regular los lobbies en España?

David Córdova habla sobre la regulación del lobby en España en Capital Radio.

¿Por qué regular los lobbies en España?

¿Por qué regular los lobbies en España?


David Córdova, socio director de Vinces, habla sobre la regulación del lobby en Capital Radio con Raquel Rero.


Capital Radio

En España, a diferencia de otros países, no existe una regulación específica para los lobbies o grupos de interés. Esto podría cambiar tras el debate en el pleno del Congreso de la Proposición de Ley realizada hace unas semanas por el Partido Popular para modificar el Reglamento del Congreso para regular los grupos de presión.

La Comisión Europea criticó hace unos días la “falta de regulación en España de los lobbies” en su informe sobre desequilibrios de la economía española. Algo en lo que coinciden los expertos, como David Córdova, socio director de la consultora Vinces: “La regulación es importante para fomentar participación e igualdad de oportunidades en las decisiones públicas. La ausencia de regulación ha provocado que se haya fomentado el amiguismo y clientelismo alrededor de los grupos políticos.”

Leer artículo completo

Los tentáculos de Goldman Sachs

Elena Herrero-Beaumont, socia de Vinces, se pronuncia en La Vanguardia

Los tentáculos de Goldman Sachs

Los tentáculos de Goldman Sachs

Elena Herrero-Beaumont, socia de Vinces, se pronuncia sobre el término “puertas giratorias” en La Vanguardia.



La VanguardiaEs cierto que las puertas giratorias pueden suponer algún conflicto de intereses. Cabe recordar que en 1994, Robert Rubin, exdirectivo de la entidad (Goldman Sachs), cuando fue nombrado secretario del Tesoro en EE.UU., envió una carta a los antiguos clientes del banco en la que decía textualmente: “espero seguir trabajando con usted desde mi nuevo puesto”.

“Yo creo que estas prácticas no son negativas. Tiene que haber talento en la administración pública procedente del mundo privado para que regule mejor el mundo de la empresa”, matiza Elena.

“Para ello, son necesarios periodos de incompatibilidad de dos años, además asegurarse de que las áreas de actividad no coincidan. También sería deseable que la persona se desprendiera de sus participaciones empresariales y que el órgano público no escogiera cargos sólo del mismo banco”, opina.

Leer artículo completo