INFLUENCIA LEGÍTIMA

La moción de censura: claves del debate…y de sus efectos

En el día de ayer la Presidenta del Congreso de los Diputados, de acuerdo con la mayoría absoluta de la Junta de Portavoces, decidió convocar una sesión plenaria el próximo jueves 31 de mayo a las 9 de la mañana. Tras la presentada por Felipe González al Presidente Suárez en 1980; la que presentó Hernández […]

En el día de ayer la Presidenta del Congreso de los Diputados, de acuerdo con la mayoría absoluta de la Junta de Portavoces, decidió convocar una sesión plenaria el próximo jueves 31 de mayo a las 9 de la mañana. Tras la presentada por Felipe González al Presidente Suárez en 1980; la que presentó Hernández Mancha a Felipe González en 1987; y más recientemente, en 2017, la planteada por Pablo Iglesias al Presidente Rajoy, va a ser la cuarta vez en la reciente Historia de España en la que se va a celebrar una sesión de este tipo. En España, al igual que en Alemania, la moción de censura tiene naturaleza constructiva, es decir, no solamente hace falta una mayoría absoluta para echar al Presidente del Gobierno, sino que es necesario que esa misma mayoría absoluta apoye al candidato que se presenta. En un solo acto, en una sola votación, se censura al Presidente saliente y queda elegido el Presidente entrante.


El debate (jueves 31 y viernes 1)

En lo que concierne al debate que veremos a finales de esta semana, y de conformidad con el artículo 177 del Reglamento del Congreso de los Diputados (en adelante RCD), comenzará con un primer turno de defensa de la moción por uno de los Diputados firmantes de la misma, sin limitación de tiempo. Es muy posible que el Presidente Rajoy -que tiene derecho a intervenir en el momento en que lo desee- conteste al Diputado socialista que intervenga, incluyendo los turnos de réplica y dúplica.
A continuación, se dará la intervención del candidato propuesto, también sin limitación de tiempo, a efectos de exponer el programa político del Gobierno que se pretende formar. Aquí nos encontramos, al igual que ocurrió con Hernández Mancha, ante la particularidad de que el candidato no es Diputado. Pedro Sánchez renunció a su acta de Diputado el pasado 30 de octubre de 2016. Transcurrido año y medio, volverá a subirse a la tribuna de oradores sin ningún límite de tiempo. Seguidamente, se abre turno de portavoces de grupos parlamentarios, por tiempo de treinta minutos cada uno, pudiendo consumirse además turnos de réplica de diez minutos (art. 177.2 RCD). Nótese que estos debatirán con el candidato a la Presidencia, con Pedro Sánchez, quien es el absoluto protagonista del debate.

Con base en este esquema, ¿cuáles serán los momentos clave?

El jueves por la mañana se darán probablemente los momentos más intensos desde el punto de vista político: el debate entre Margarita Robles (en representación de los firmantes de la moción) y el Presidente del Gobierno; y, sobre todo, el debate entre Pedro Sánchez (en tanto que candidato) y Mariano Rajoy. Pensemos que en la última ocasión, con motivo de la moción de censura que se celebró hace menos de un año, estos dos debates se prolongaron durante casi ocho horas.

El otro momento clave, atendiendo a las variables aritméticas y políticas, tendrá lugar previsiblemente a última hora de la tarde del jueves con la intervención de Aitor Esteban, Portavoz del Grupo Parlamentario Vasco.

Será ya por la mañana del viernes, previsiblemente a partir de las 9, nada más reanudar la sesión, cuando intervenga el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Sus palabras también se erigen como clave, no solo para el debate en sí mismo, sino para el futuro de la Legislatura

Es previsible que el viernes al mediodía tenga lugar la votación. Será una votación pública por llamamiento, es decir, se dirá el nombre de todos y cada uno de los Diputados para que públicamente manifiesten su sentido del voto apoyando la moción, rechazándola o absteniéndose. Obtener 176 votos no es sencillo en el actual arco parlamentario…y si no, que se lo pregunten al Presidente del Gobierno. La incertidumbre y las apuestas están encima de la Mesa. La inquietud por el futuro de los Presupuestos Generales del Estado en caso de victoria del candidato, también. Una eventual disolución o una retirada del proyecto, eso sí a velocidad exprés, podrían dar al traste con las cuentas estatales. La maquinaria del Senado, en su siempre disciplinado trabajo presupuestario, sigue en marcha.

Sea cual sea el resultado, a partir del viernes al mediodía el escenario político cambiará:

  • Si triunfa la moción de censura, el cambio será radical, abriéndose una época de gobierno, más o menos corta, sumamente compleja. Jamás se ha gobernado con menos de 100 Diputados en el Congreso y con una mayoría absoluta de signo contrario en el Senado.
  • Si el Presidente Rajoy sobrevive al envite, demostrará una vez más su capacidad de supervivencia política y parlamentaria. No obstante, se abrirá un periodo de mayor inestabilidad política en un contexto sumamente complicado, particularmente en el escenario catalán. Solo los números, salvando los presupuestos, darán algo de tranquilidad al Presidente del Gobierno. Economía, bendita economía.

Más Información