INFLUENCIA LEGÍTIMA

El buen uso de la tecnología, clave para un #TurismoSostenible II

II Desayuno Ejecutivo Vinces: “Tecnología, Experiencias y Turismo Sostenible”

El buen uso de la tecnología, clave para un #TurismoSostenible II

El pasado 4 de mayo, Vinces organizó su segundo Desayuno Ejecutivo sobre el sector turístico, una iniciativa que tiene como objetivo promover un foro abierto de debate sobre los temas que más preocupan en la industria para consensuar aportaciones que puedan contribuir a la confección de políticas públicas. Este evento, titulado “Tecnología, Experiencias y Turismo Sostenible”, reunió a algunos de los más destacados representantes de la industria turística a nivel nacional e internacional para conversar sobre la forma en la que las nuevas tecnologías pueden generar una oferta de experiencias locales y personalizadas que fomente un turismo sostenible. A continuación, se detallan las principales conclusiones extraídas de dicha discusión:

2. La tecnología facilita la oferta de experiencias locales y personalizadas que hacen más sostenible a un destino

La industria turística representa un caso peculiar en el que el peso de los bienes y servicios intangibles –la experiencia final del usuario– son tan importantes como los bienes tangibles –el hotel, los restaurantes, las visitas, etc. La tecnología y la innovación representan cada vez más un valor en todos y cada uno de los eslabones de la cadena turística.

En este contexto, las nuevas tecnológicas han encontrado un amplio campo de actuación para el desarrollo de soluciones innovadoras que ofrecen a los turistas experiencias personalizadas y diversas, que van más allá de la oferta turística tradicional. Ello permite hacer de su estancia una experiencia completa, enriquecedora e inolvidable, a la vez que se promueve un mayor gasto de los viajeros, se potencia el patrimonio histórico, cultural y gastronómico y se promueven formas de turismo ligadas al entorno rural y natural.

Según el informe Future Traveller Tribes, elaborado por Amadeus, la tendencia en el sector es hacia la híper-personalización del viaje, con experiencias adaptadas a los patrones de comportamiento de cada viajero, siendo las empresas que antes lo comprendan y se adapten, quienes estén mejor posicionadas.Como ejemplo, Amadeus lanzará en los próximos meses un proyecto llamado Leisure Distribution Platform (LDP), con el objetivo de facilitar a los viajeros un amplio repertorio de experiencias. Esta plataforma quiere aglutinar tipos diferentes de oferta para facilitar la competencia entre los agentes del sector y ahorrar tiempo a los viajeros a la hora de planificar sus viajes.

En el ámbito de la economía colaborativa, Airbnb ha incorporado recientemente para algunos destinos la posibilidad de que ciudadanos locales puedan ofrecer a los huéspedes experiencias ligadas con la comunidad que visita para disfrutar de una inmersión cultural más plena. En España, este desarrollo viene acompañado de la adquisición por parte de Airbnb de Trip4Real, una plataforma de experiencias locales surgida en Barcelona.

Otra plataforma de experiencias creada en España es Beetripper, una comunidad con más de 2.500 guías locales y 10.000 usuarios que pretende unir a viajeros de todo el mundo con habitantes locales para que descubran cada destino como lo viven sus ciudadanos.Otro caso es YUNIQTRIP, una plataforma online que conecta a personas para compartir su pasión por la tradición, historia, cultura, artesanía o gastronomía de su entorno con otros que quieren participar de actividades de ocio únicas y alternativas que les permita vivir experiencias originales.

El objetivo es que cada viaje sea una auténtica experiencia en la que recuperar la raíz de cada lugar que se visite y descubrir sensaciones nuevas y reales para contribuir a perpetuar el legado tradicional y cultural, abriendo un espacio en el que las personas puedan mostrar sus habilidades y compartir su pasión por el entorno que les rodea.

Durante el desayuno, Kavita Parmar, fundadora de IOU Project, destacó que hay que “hay que usar lo que existe en el destino, las personas y sus experiencias locales, para construir turismo. Otra muestra la tenemos con los “Viajes de Autor” que acaba de lanzar Pangea, una nueva línea de negocio para ofrecer propuestas viajeras de la mano de expertos en un destino o en una faceta concreta para aportar una experiencia única y diferencial al viajero.
Kavita Parmar

Por su parte, Isabel Llorens, cofundadora de Rusticae, destacó que “hay que ofrecer cosas nuevas a los viajeros que vayan más allá de la mera actividad y generen una experiencia. Para ello hay que apostar por la tecnología, pero sin olvidar el factor humano que aportan los expertos y habitantes locales”.

En relación con estas nuevas formas de viajar, el informe The future of hospitality entrepeneurship, elaborado por Les Roches, escuela líder de formación hotelera, y la compañía Skift, subraya que los empresarios hoteleros deben darse cuenta de la importancia del fenómeno y promover con las comunidades locales este tipo de experiencias para ofertarlas a un cliente cada vez más interesado en ellas.

La oferta de experiencias se está convirtiendo en fundamental en la cadena de valor de los hoteles para diferenciarse, ya que para muchos la especialización es una baza esencial para sobrevivir en el mercado.

 

En este sentido, Ignacio del Valle, Socio de Click Capital, afirmó que “al principio los clientes buscaban la estandarización de los hoteles y ahora es al revés, lo que quiere es algo diferente, único y personalizado. Al final el consumidor es el que manda y sus preferencias han cambiado”.

“El uso de la tecnología ha democratizado la forma de viajar”, señaló Wong, destacando con ello el empoderamiento que las nuevas tecnologías permiten al viajero a la hora de decidir y buscar por sí mismo cada vez más viajes a su medida. En relación con este punto, Álex Luzárraga, Vicepresidente de Amadeus, habló de la relación entre tecnología y accesibilidad, avanzando que “la tecnología debe servir para facilitar el acceso al turismo de la gente mayor, de personas con limitaciones físicas, etc., que son necesidades que no se han atendido suficientemente hasta ahora”.

A nivel internacional, cabe destacar GlobalDIT, una empresa de innovación social y digital aplicada al turismo, que ha lanzado un programa de “Destinos turísticos inclusivos” que aúna tecnología, experiencias y sostenibilidad. Inspirado en los Objetivos para el Desarrollo Sostenible 2030 y el espíritu de 2017 como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, el objetivo de este programa es impulsar el desarrollo de los destinos e integrar en el mismo a la sociedad receptora, reduciendo las brechas turística, digital y social. Mediante el desarrollo de soluciones tecnológicas y plataformas online en los destinos, se facilita que personas y pequeñas empresas locales puedan digitalizarse y ofrecer sus productos y servicios a los turistas, extendiendo los beneficios del turismo a la sociedad y mejorando la sostenibilidad del sector.

 

Vinces