INFLUENCIA LEGÍTIMA

El buen uso de la tecnología, clave para un #TurismoSostenible I

II Desayuno Ejecutivo Vinces: “Tecnología, Experiencias y Turismo Sostenible”

El pasado 4 de mayo, Vinces organizó su segundo Desayuno Ejecutivo sobre el sector turístico, una iniciativa que tiene como objetivo promover un foro abierto de debate sobre los temas que más preocupan en la industria para consensuar aportaciones que puedan contribuir a la confección de políticas públicas. Este evento, titulado “Tecnología, Experiencias y Turismo Sostenible”, reunió a algunos de los más destacados representantes de la industria turística a nivel nacional e internacional para conversar sobre la forma en la que las nuevas tecnologías pueden generar una oferta de experiencias locales y personalizadas que fomente un turismo sostenible. A continuación, se detallan las principales conclusiones extraídas de dicha discusión:

1. El turismo debe ser sostenible para contribuir al progreso económico, social y medioambiental de los destinos

Según los datos de la Organización Mundial del Turismo, el año pasado hubo unos 1.235 millones de desplazamientos en el mundo, manteniéndose el fuerte crecimiento de las llegadas de viajeros por todo el planeta.
Desde 2010 se registran aumentos anuales superiores al 4%, con lo que la OMT espera llegar a los 1.800 millones de viajes en 2030. Por su parte, España superó los 75 millones de turistas en 2016, un nuevo récord histórico.

A la vista de esta tendencia, se viene hablando mucho en los últimos años de la necesidad de promover la sostenibilidad del turismo. De esta forma, el 2017 ha sido declarado por Naciones Unidad como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, una celebración que está coordinando la Organización Mundial del Turismo.

Para la OMT “el turismo sostenible puede definirse como el turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

Por tanto, la sostenibilidad del turismo se subdivide en tres vertientes: económica, social y medioambiental.

En el plano económico, el turismo debe ser rentable y crear empleo estable, para que la actividad genere crecimiento y desarrollo. Desde el punto de vista social, el turismo debe respetar y potenciar el patrimonio histórico y cultural de los destinos, manteniendo la identidad e idiosincrasia de los pueblos. Y, por último, el turismo debe contribuir a la conservación de los ecosistemas y de la biodiversidad, salvaguardando los recursos naturales.

En definitiva, se trata de manejar el crecimiento del turismo de forma ordenada y razonable para que no conduzca al colapso de los destinos.

Así, para Jamie Wong, CEO de Vayable y ponente del desayuno, debemos ser capaces de mantener la cultura de los destinos a través del turismo.

Vinces