INFLUENCIA LEGÍTIMA

Los procedimientos de impugnación constitucional y los últimos acontecimientos en Cataluña

Hasta ahora lo que se ha producido es lapresentación de una propuesta de resolución presentada por dos Grupos parlamentarios

Los procedimientos de impugnación constitucional y los últimos acontecimientos en Cataluña

Al margen de consideraciones de naturaleza política, el denominado “desafío independentista” está siendo objeto también de una batalla legal ante el Tribunal Constitucional. Se hace necesaria, en este sentido, una explicación de las principales características e implicaciones que tiene esta vertiente jurídica.

Hasta ahora lo que se ha producido es la presentación de una propuesta de resolución presentada por dos Grupos parlamentarios (Junts pel Sí y Candidatura d’Unitat Popular) y registrada en el Registro General del Parlamento de Cataluña el pasado 27 de octubre. Posteriormente, la Mesa de la Cámara admitió a trámite la citada iniciativa. Esto provocó la presentación de recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional por parte de tres Grupos Parlamentarios (Ciudadanos, PSC y PP), que si bien fueron admitidos a trámite por parte del citado Tribunal, no así la solicitud de adopción de medidas cautelares, tal y como pedían los Grupos Parlamentarios de Ciudadanos y del Partido Popular. Dichos recursos seguirán su trámite.

El siguiente paso vino dado el pasado lunes 9 de noviembre cuando el Pleno del Parlamento de Cataluña aprobó la referida Propuesta de Resolución, que ya por tanto pasó a ser una Resolución propiamente dicha. Ante esta situación, el Gobierno, ha adoptado la decisión de impugnarla ante el Tribunal Constitucional, sirviéndose al efecto de lo previsto en el artículo 161.2 de la Constitución Española que contempla la posibilidad de que el Gobierno impugne ante el Tribunal Constitucional las disposiciones y resoluciones adoptadas por los órganos de las Comunidades Autónomas. La principal consecuencia de esta modalidad de impugnación es la que prevé la propia Constitución, esto es, que produce automáticamente –no es decisión discrecional del Tribunal Constitucional- la suspensión de la disposición o resolución recurrida, sin perjuicio de que dicho Tribunal, en su caso, deberá ratificarla o levantarla en un plazo no superior a cinco meses salvo que, lógicamente, antes dictara Sentencia.

Una de las cuestiones que mayor debate ha suscitado es la posibilidad o no de que una Resolución de este tipo, que responde a la denominada función de impulso político, sea objeto de impugnación. El argumento principal que se esgrime es la naturaleza eminentemente política y la ausencia de efectos jurídicos, que son la base en la que se puede sostener un juicio de inconstitucionalidad. Al respecto ya tuvo la oportunidad de pronunciarse el Tribunal Constitucional en su Sentencia 42/2014, respecto de la Resolución del Parlamento de Cataluña de 23 de enero de 2013, por la que se aprobaba la Declaración de soberanía y del derecho a decidir del pueblo de Cataluña. El Tribunal Constitucional admitió el juicio de constitucionalidad con base fundamentalmente en dos argumentos: parte de su contenido era susceptible de producir efectos jurídicos; y el carácter asertivo de la Resolución impugnada, no permitía entender limitados sus efectos en el ámbito parlamentario al terreno estrictamente político, puesto que reclamaba el cumplimiento de unas actuaciones concretas y este cumplimiento era susceptible del control parlamentario previsto para las resoluciones aprobadas por el Parlamento (art. 146.4 del Reglamento del Parlamento de Cataluña). En el caso que nos ocupa, parece que el camino en este punto será  el mismo…

Semana post electoral

El bipartidismo se debilita

Candidatos Alcaldía de MadridLas elecciones autonómicas y municipales celebradas el pasado 24 de mayo dan fe del debilitamiento del que está sufriendo el bipartidismo en España, si bien éste todavía determina en gran medida el panorama político a pesar de la fragmentación parlamentaria como consecuencia de nuevos partidos. La política de pactos entre partidos de un mismo espectro ideológico es ahora la llave que marcará la gobernabilidad en los territorios. Así, una eventual coalición entre el PP y Ciudadanos podría darles el gobierno en las comunidades de La Rioja, Castilla y León o Murcia. Por el contrario, una eventual coalición entre los partidos de izquierda podría resultar en gobiernos socialistas en Extremadura, Asturias, Aragón, Valencia, Baleares y Castilla-La Mancha. La previsible alianza de Ahora Madrid y PSOE para gobernar el ayuntamiento Madrid parece será la tónica general en el resto de España, es decir, la suma de esfuerzos por parte de la oposición para desbancar al PP del poder. Por el contrario, Cristina Cifuentes sí puede que sea elegida presidenta de la Comunidad de Madrid, pero ello dependerá de su capacidad de diálogo y flexibilidad con el resto de fuerzas políticas.

Aunque Mariano Rajoy descartaba cambios tanto en el gobierno como en el partido tras analizar los resultados en el Comité Ejecutivo Nacional, el miércoles en la sesión de control al gobierno en el Senado consideraba esta opción y pedía tiempo para ello.

En cuanto a las reflexiones post electorales del PSOE, Pedro Sánchez es consciente de que su partido ha sufrido un desastre en las ciudades, mientras que su electorado rural se ha mantenido.

Ciudadanos ha entrado en la mayoría de los parlamentos como tercera y cuarta fuerza y prosigue con su línea ascendente. Mientras Albert Rivera se congratula por los buenos resultados, su partido ha elaborado un texto de posicionamiento sobre acuerdos post electorales, que contiene duras condiciones en materia de transparencia y regeneración para permitir la gobernabilidad. Por el contrario, Pedro Sánchez delega en sus barones regionales la capacidad para articular dicha gobernabilidad.

1. El PP digiere los resultados de los comicios autonómicos y municipales. Fernando Garea opina en El País que Mariano Rajoy presume de resultados electorales y se reafirma en su política, pero deja la puerta abierta a cambios en la cúpula debido a presiones internas. Federico Castaño va más allá y añade en Voz Populi que es Alberto Núñez Feijóo quien lidera la revuelta contra Rajoy y exige el entierro definitivo del aznarismo. Marisol Hernández explica en El Mundo que el debate sucesorio en el PP ha repuntado no por falta de valoración de su líder, sino porque los barones opinan que con otro cabeza de cartel el resultado podría ser mejor. Por su parte, Sara Medialdea destaca en ABC la salida de tres barones: Alberto Fabra (Valencia), Luisa Fernanda Rudi (Aragón) y José Ramón Bauzá (Baleares).

2. El 24M refuerza el liderazgo de Pedro Sánchez. John García esgrime en ABC que Pedro Sánchez considera que el mandato de los electores es que “se tiene que abrir una etapa de cambio”, por lo que ya ha conversado con Pablo Iglesias y Albert Rivera para liderar dicha etapa. Juan Carlos Merino opina lo mismo en La Vanguardia y dice que Pedro Sánchez pretende liderar el cambio de escenario político abierto tras la selecciones del 24-M y la articulación de “gobiernos progresistas” en varias autonomías y ayuntamientos. Por su parte, Anabel Díez afirma en El País que los resultados del domingo hacen que Pedro Sánchez se sienta reforzado para ser candidato a la presidencia del Gobierno.

3. El papel de Podemos y Ciudadanos en los pactos postelectorales. Iñaki Ellakuria escribe en La Vanguardia que Ciudadanos rechaza pactos globales y “cheques en blanco” tanto al PSOE como al PP. Héctor San Juan escribe en El Mundo que pese a la idea previa de pacto entre Podemos y PSOE, el primero tantea en la Comunidad Valenciana y Baleares otros pactos sin contar con los socialistas. Por su parte, Marisa Ruiz apunta en ABC que los mayores logros de Podemos en los comicios no han sido bajo su marca, sino bajo candidaturas de unidad popular.

Cierre de campaña 24M

Elecciones autonómicas y municipales

Elecciones autonómicas intención de voto CIS abirl 2015A dos días de las elecciones municipales y autonómicas los partidos políticos apuran sus esfuerzos por convencer al alto porcentaje de indecisos. Para ello, tanto Felipe González como José María Aznar entran en escena para movilizar a las bases. Madrid será el principal “test de estrés” para el PP, pues la medida en que pierda la hegemonía de la capital determinará la salud del partido. En este contexto, lo que ocurra no solo en Madrid sino en el conjunto de ciudades y comunidades autónomas será un reflejo de la tendencia en las elecciones generales.

En líneas generales de lo que pueda ocurrir el 24 de mayo, se prevé que el PP pierda la mayoría absoluta en la mayoría de las Comunidades Autónomas, mientras que el PSOE solamente ganaría en dos Comunidades Autónomas (Extremadura pasaría a ser del PSOE). Podemos parece haberse estancado pero aun así entraría en todos los Parlamentos con fuerza, y Ciudadanos irrumpiría con mucha fuerza y sería un partido clave para formar gobierno en muchas Comunidades Autónomas.

1. El PP en el tramo final de la campaña. Curri Valenzuela afirma en ABC que el PP y del PSOE se dedican los últimos días de campaña a apuntalar la victoria de quienes están al borde de la mayoría absoluta o con posibilidades de Gobierno, es decir a María Dolores de Cospedal y Ángel Gabilondo respectivamente. Fernando García del Río opina en La Vanguardia que Esperanza Aguirre intenta frenar a la aspirante a la que apoya Podemos, Manuela Carmena. En cuanto a Andalucía, Javier Casqueiro esgrime en El País que dirigentes territoriales del PP creen que su partido debería replantearse la situación de bloqueo contra Susana Díaz y entienden que ese debate se abrirá paso, en cualquier caso, tras las elecciones del 24-M.

2. PSOE en el tramo final de la campaña. Anabel Díez escribe en El País que Pedro Sánchez llama a al voto útil y a la unidad de toda la izquierda en torno al PSOE. Por su parte, Ignacio Camacho opina en ABC que la debilidad estructural del PSOE madrileño ha cedido el voto útil a la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena. En Andalucía, Luis Ángel Sanz resalta en El Mundo la frialdad entre Pedro Sánchez y Susana Díaz evidenciada en gestos.

3. Podemos y Ciudadanos en el tramo final de la campaña. Juan José Mateo afirma en El País que Ciudadanos y Podemos apuestan por el PSOE para futuros pactos, pues el partido de Rivera manifiesta “más afinidad” con los socialistas y Podemos asume que la fuerza tradicional de izquierda será su principal interlocutor. Miriam Ruiz desvela en ABC que Podemos admite que el partido de Albert Rivera, «un líder muy inteligente y un gran comunicador político», les «complica la partida». Respecto a Andalucía, Lourdes Lucio destaca en ABC que el electorado castigará el bloqueo.

Rajoy quiere ser candidato en las próximas elecciones generales

El trabajo y las políticas populares dan y darán sus frutos

Rajoy_Desayuno Europa PressLa decisión de Mariano Rajoy de abrir el Congreso en el mes agosto para sacar adelante la tramitación de leyes y sus declaraciones de ser candidato a la reelección de la presidencia del Gobierno no hacen más que dar continuidad al argumento de que el trabajo y las políticas populares dan y darán sus frutos. Sin embargo, los casos de corrupción y la irrupción de nuevos partidos hacen que una corriente interna requiera de renovación y caras frescas en el PP, algo que parece no ocurrirá.

La primera votación de la sesión de investidura de la candidata a la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tendrá lugar el lunes 4 de mayo, para lo que es necesario mayoría absoluta (más de la mitad de los votos). En caso de no ser elegida, el día 7 de mayo se producirá la segunda votación, para lo que basta con mayoría simple (más síes que noes). Las “líneas rojas” que determinan el voto favorable a la líder socialista parecen no ser suficientes para asegurar el voto: por una parte, Susana Díaz considera que ha cumplido su compromiso con el cese de Griñán; y por otra parte, la oposición considera insuficiente este gesto. Por tanto, las posiciones de los partidos seguirán siendo una incógnita hasta el día de la votación, si bien la necesidad de gobernabilidad en Andalucía es cada vez más acuciante.

Rajoy quiere ser candidato. Javier Casqueiro desvela en El País que si Rajoy tuviera planeados ajustes en la cúpula del PP tras las elecciones autonómicas y municipales no lo adelantaría, ya que muchos de sus barones perderían poder en sus territorios y esas derrotas abrirán una crisis en el partido. Por su parte, Mariano Calleja advierte en ABC que el Gobierno niega la mayor y niega que exista un debate interno sobre la sucesión de Rajoy. Marisa Cruz describe en El Mundo el optimismo con el que Rajoy anuncia su candidatura y afirma que no habrá cambios en el PP pese a los rumores de renovación.

La investidura de Susana Díaz sin acuerdo. Manuel María Becerro afirma en El Mundo que Podemos y Ciudadanos votarán contra la investidura de Susana Díaz pese al paso atrás de Griñán, lo que supone un frenazo al optimismo de la líder socialista. Por el contrario, Lourdes Lucio opina en El País que los socialistas se muestran optimistas ya que la investidura debe producirse antes del 8 de mayo, día en que comienza la campaña de las elecciones municipales y autonómicas. Jaime González considera en ABC que Susana Díaz mueve ficha y traslada a Pedro Sánchez la responsabilidad de cesar a Manuel Chaves.

INFOGRAFÍA: Elecciones24M

La importancia de los tiempos

El próximo 24 de mayo, además de las elecciones a los diversos entes locales, tendrán lugar las elecciones a los Parlamentos de trece Comunidades Autónomas. Con independencia del necesario análisis de los programas electorales con carácter previo y de los resultados electorales después, desde Vinces hemos querido también subrayar la importancia de los tiempos. El aspecto temporal constituye un elemento fundamental en el proceso de toma de decisiones.

Por este motivo, te remitimos a la infografía que hemos elaborado en la que quedan reflejados los más importantes hitos electorales: la convocatoria de las elecciones y la publicación de esta, el comienzo y fin de la campaña electoral, la denominada jornada de reflexión, el día de las elecciones, la sesión constitutiva de cada parlamento, la propuesta de candidato a presidente en cada Comunidad Autónoma, el debate de investidura y la votación de los nuevos presidentes. Todo ello se ha hecho con base en la normativa oficial: decretos de convocatoria, Estatutos de Autonomía y Reglamentos de cada Parlamento.

Asimismo, y por la incertidumbre que existe en muchos de los plazos que las normas establecen, también se han reflejado los tiempos de las últimas elecciones en 2011, con la finalidad de tener una cierta perspectiva de lo acaecido en la última ocasión.

Infografía Elecciones 24M
Infografía Elecciones 24M

Análisis del Debate sobre el Estado de la Nación 2015

¿Qué es el Debate sobre el Estado de la Nación?

El Debate sobre el estado de la Nación se celebra anualmente (con algunas excepciones) en el Congreso de los Diputados y aborda la política general del Gobierno durante el año transcurrido desde el anterior debate. Su celebración no está prevista ni en la Constitución, ni en el Reglamento del Congreso, sino que es el resultado de una práctica parlamentaria que comenzó en el año 1983, en la II Legislatura. Al no existir una regulación específica, el debate se desarrolla inspirándose en lo previsto para las comunicaciones del Gobierno en el artículo 196 del Reglamento del Congreso.

El Gobierno es el encargado de fijar la fecha concreta de la realización del debate, que se inicia con la intervención del Presidente del Gobierno. Tras el jefe del Ejecutivo, llega el turno del resto de grupos parlamentarios, representados cada uno de ellos por sus portavoces. El orden suele ser descendente, de mayor a menor representación en la Cámara, a excepción del grupo parlamentario del Gobierno, que interviene el último. Los tiempos de intervención de los grupos son los mismos para todos.

El Gobierno interviene posteriormente contestando a los argumentos de los grupos parlamentarios. El Presidente puede responder a todos los grupos a la vez o uno por uno. A su vez, los diferentes grupos tienen derecho a otro turno de intervención o réplica en un tiempo menor que el primero. Una vez concluido el debate, los grupos parlamentarios presentan sus propuestas de resolución (con un máximo de quince por cada grupo), que son debatidas y votadas en otra sesión parlamentaria.

Este año el debate se ha celebrado los días 24, 25 y 26 de febrero, siendo el vigésimo quinto desde la aprobación de la Constitución y el tercero de la X Legislatura con el Gobierno de Mariano Rajoy.

A continuación, el Análisis de las principales intervenciones de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, las propuestas de resolución fruto del Debate y el cara a cara visto desde la prensa:

Análisis del Debate sobre el Estado de la Nación 2015