INFLUENCIA LEGÍTIMA

Artículo sobre Europa de Elena Herrero-Beaumont en Ethic

“El magma europeo que decidirá nuestro futuro”

«Una coalición de euroescépticos no debería causar demasiado trastorno en el día a día del Parlamento»

Los 751 escaños del Parlamento Europeo esperan a ser ocupados. Hasta septiembre no se iniciará la actividad legislativa. Mientras, las 150 formaciones políticas que fueron elegidas entre el 22 y el 25M por el 43% de los 500 millones de ciudadanos de los 28 países que componen la Unión Europea negocian la organización del nuevo parlamento. La magnitud de estas cifras habla por sí sola de la complejidad que vivimos en Europa.

Esta complejidad se va a ver acentuada en la próxima legislatura por la irrupción de partidos euroescépticos y populistas en el Parlamento a una escala nada despreciable: representarán nada menos que un tercio de los 751 escaños. Los analistas apuntan a que estos partidos, que tienen como denominador común el escepticismo hacia el proyecto europeo y el mensaje populista, formarán una gran coalición. En eso están estos días. Negociando.Ethic

Aunque los populismos y extremismos susciten un cierto espíritu de catástrofe europea, que la prensa económica anglosajona se ha encargado de resaltar por activa y por pasiva, esta eventual coalición de euroescépticos no debería causar demasiado trastorno en el día a día del Parlamento cuando arranque la actividad en septiembre. Ello porque los populares y los socialistas europeos, que siguen ostentando una mayoría del 52 por ciento, están también negociando su propia coalición. Así que vemos que las coaliciones serán más importantes en esta legislatura que en las pasadas.

La necesidad de esa gran coalición se hace más intensa al contemplar los retos que se le presentan a la vieja Europa. En los próximos cinco años, que es el periodo de duración de la nueva legislatura, los eurodiputados elegidos decidirán nuestro futuro. Desde cómo gastar más de 1.000 billones de Euros de presupuesto hasta cómo negociar el tratado de libre comercio con Estados Unidos o desarrollar la unión bancaria; otros asuntos como la privacidad, el cambio climático o la emigración marcarán las agendas de los diferentes grupos parlamentarios.

Pero los juegos de poder en Bruselas no se limitan al Parlamento. La Comisión y el Consejo, sobre todo éste último, formado por los jefes de estado y de gobierno de los 28 países de la Unión, son los que terminan liderando el proceso de toma de decisiones en Europa. Es aquí donde la alemana Angela Merkel despliega el liderazgo que la ciudadanía europea se ha resignado a aceptar y que la comunidad internacional ha interiorizado sin más.

Estos días, el Consejo está valorando a quién proponer como presidente de la Comisión. Pero no debería valorarlo mucho porque en teoría tendría que ser el Popular Jean-Claude Juncker. La novedad de estas elecciones es que por primera vez se aplica el precepto del Tratado de Lisboa que establece que el Parlamento Europeo debe elegir al presidente de la Comisión sobre la base de la propuesta hecha por el Consejo, teniendo en consideración los resultados electorales. Por primera vez los diferentes partidos pan-Europeos han presentado un candidato a la Comisión y los votantes han tenido la oportunidad de elegirlo de manera indirecta. Es decir, los españoles también votamos el 25M (aunque muchos sin saberlo) por el popular Jean-Claude Juncker o por el socialista Martin Schulz.

Si finalmente no se nombra a Juncker de acuerdo con lo pactado, Bruselas violaría no sólo el Tratado de Lisboa, sino una vez más su propia legitimidad, muy castigada ya tras años de crisis económica. Según las encuestas, desde la crisis financiera de 2008, la mayoría de los europeos cree que sus hijos y nietos vivirán peor que ellos y una parte importante considera que su voto no marca la diferencia de cómo se gobierna en Europa.

Pero a pesar de que se preveía un bajón en el nivel de participación, ésta se mantuvo constante para sorpresa de muchos. Aparentemente esto resulta ser una buena noticia, un buen síntoma de funcionamiento democrático, pero según el Centre for European Policies Studies (CEPS), esta concurrencia estuvo más bien motivada por la rabia y por el rechazo hacia el proyecto europeo. Y es que la participación fue mayor en aquellos países donde han ganado los partidos euroescépticos. Ya lo dijo Joaquín Almunia el domingo 1 de junio: “Los resultados de las europeas son un castigo a ese magma llamado Bruselas: Comisión, Consejo, Eurogrupo, BCE, Merkel.”

Estos días se habla mucho de cómo lograr despertar a la ciudadanía europea del letargo o del enfado para conectarla con el proyecto Europeo. Según decía el periodista Enric González en El Mundo es necesario y urgente desarrollar un sistema de participación y control democrático que permita a los ciudadanos sentirse representados. Gideon Rachmand del Financial Times sugería restaurar un cierto control democrático de los estados sobre temas que tradicionalmente han entrado dentro de sus competencias, como es el control sobre las finanzas o sobre las fronteras. Pero entonces ya no sería Europa.

Elena Herrero-Beaumont, nuevo miembro del Comité Ejecutivo de Transparencia Internacional-España

“Es un orgullo y una responsabilidad participar en este desarrollo tan fundamental para nuestra democracia”

17 de junio de 2014

  • Transparencia Internacional-España hizo oficial este lunes 16 de junio el nombramiento de Elena Herrero-Beaumont como vocal del Comité Ejecutivo de la organización.
  • Transparencia Internacional es la única organización no gubernamental a escala universal dedicada a combatir la corrupción, congregando a la sociedad civil, al sector privado y a los gobiernos en una amplia coalición global.

 

transparency_international_73169MADRID. En la última reunión del Comité Ejecutivo de Transparencia Internacional España se acordó por unanimidad el nombramiento de Elena Herrero-Beaumont como nueva vocal de la organización en nuestro país.

El nombramiento se formalizó tras la propuesta formulada por el Comité de Dirección de TI-España, presidido por el catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, Jesús Lizcano, e integrado por el jurista Antonio Garrigues Walker, el doctor en Derecho y vicepresidente segundo de la Fundación Ortega y Gasset-Marañón, Jesús Sánchez Lambás, y la catedrática de derecho penal de la UAM, Silvina Bacigalupo Sagesse.

Entre los otros vocales del Comité Ejecutivo de TI-España destacan el doctor en Derecho y Sociología, Emilio Lamo de Espinosa, y la politóloga y periodista, Edurne Uriarte.

“El trabajo de TI está contribuyendo a una transformación constructiva de las relaciones entre lo público y lo privado en todas las jurisdicciones en las que opera,” explica Elena Herrero-Beaumont. “TI-España está logrando con un trabajo minucioso y sin demasiado ruido la adopción de reformas políticas no partidistas en aras de una mayor transparencia y del principio de rendición de cuentas. Es para mí un orgullo y también una responsabilidad participar en este desarrollo tan fundamental para nuestra democracia.”

Elena es abogada colegiada y socia de la firma Vinces, dedicada al asesoramiento en asuntos regulatorios y de gobierno. Cuenta con una trayectoria en EE.UU. de cinco años, donde trabajó como asistente de investigación en la Kellogg School of Management y el Departamento de Ciencia Política de la Universidad Northwestern; y como periodista de investigación en la Universidad de Columbia gracias a una beca de la Carnegie Corporation y de la Knight Foundation. Sus artículos fueron publicados en la revista Forbes. Trabajó como coordinadora de programas para el think tank de Joseph Stiglitz, The Initiative for Policy Dialogue. Estudió el Máster de Periodismo de la Universidad de Columbia de Nueva York gracias a una beca Fulbright.

A su vuelta a España, Elena trabajó como redactora en El Confidencial y Directora de Relaciones con Medios Internacionales en Garrigues.

En su vertiente académica, Elena es Directora Adjunta del Programa de Lobby&Advocacy: Gestión Transparente de Intereses Públicos y Privados del IE Business School y profesora visitante en distintas universidades. Actualmente, está trabajando en su futura tesis doctoral en el Departamento de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense de Madrid.

Sobre VINCES

Firma de capital español independiente dedicada al asesoramiento estratégico a empresas, asociaciones e instituciones en asuntos regulatorios y de gobierno y en sociedad civil. Cuenta con un equipo multidisciplinar e internacional de abogados y juristas formados en Madrid, Washington y Bruselas. Actúa en un marco de transparencia y profesionalización de la actividad y suscribe los códigos de conducta de la OCDE y de la UE. Desarrolla formación para la alta dirección a través del IE Business School.

Contacto

Teléfono: +34 91 459 54 33

Email: teresa.via@vinces.es

Transparencia Internacional España

Elena Herrero-Beaumont nuevo miembro del Comité Ejecutivo

Elena Herrero-Beaumont miembro del ComitéEjecutivo

Transparencia Internacional-España hizo oficial este lunes 16 de junio el nombramiento de Elena Herrero-Beaumont como vocal del Comité Ejecutivo de la organización.
Transparencia Internacional es la única organización no gubernamental a escala universal dedicada a combatir la corrupción, congregando a la sociedad civil, al sector privado y a los gobiernos en una amplia coalición global.



MADRID, 16 de junio de 2014. En la última reunión del Comité Ejecutivo de Transparencia Internacional España se acordó por unanimidad el nombramiento de Elena Herrero-Beaumont como nueva vocal de la organización en nuestro país.

El nombramiento se formalizó tras la propuesta formulada por el Comité de Dirección de TI-España, presidido por el catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, Jesús Lizcano, e integrado por el jurista Antonio Garrigues Walker, el doctor en Derecho y vicepresidente segundo de la Fundación Ortega y Gasset-Marañón, Jesús Sánchez Lambás, y la catedrática de derecho penal de la UAM, Silvina Bacigalupo Sagesse.

Entre los otros vocales del Comité Ejecutivo de TI-España destacan el doctor en Derecho y Sociología, Emilio Lamo de Espinosa, y la politóloga y periodista, Edurne Uriarte.

“El trabajo de TI está contribuyendo a una transformación constructiva de las relaciones entre lo público y lo privado en todas las jurisdicciones en las que opera,” explica Elena Herrero-Beaumont. “TI-España está logrando con un trabajo minucioso y sin demasiado ruido la adopción de reformas políticas no partidistas en aras de una mayor transparencia y del principio de rendición de cuentas. Es para mí un orgullo y también una responsabilidad participar en este desarrollo tan fundamental para nuestra democracia.”

Elena es abogada colegiada y socia de la firma Vinces, dedicada al asesoramiento en asuntos regulatorios y de gobierno. Cuenta con una trayectoria en EE.UU. de cinco años, donde trabajó como asistente de investigación en la Kellogg School of Management y el Departamento de Ciencia Política de la Universidad Northwestern; y como periodista de investigación en la Universidad de Columbia gracias a una beca de la Carnegie Corporation y de la Knight Foundation. Sus artículos fueron publicados en la revista Forbes. Trabajó como coordinadora de programas para el think tank de Joseph Stiglitz, The Initiative for Policy Dialogue. Estudió el Máster de Periodismo de la Universidad de Columbia de Nueva York gracias a una beca Fulbright.

A su vuelta a España, Elena trabajó como redactora en El Confidencial y Directora de Relaciones con Medios Internacionales en Garrigues.

En su vertiente académica, Elena es Directora Adjunta del Programa de Lobby&Advocacy: Gestión Transparente de Intereses Públicos y Privados del IE Business School y profesora visitante en distintas universidades. Actualmente, está trabajando en su futura tesis doctoral en el Departamento de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense de Madrid.

Prensa económica anglosajona y mercados como grupos de presión

Dinámica entre el poder político, los medios de comunicación y los mercados

Este trabajo pretende hacer una primera aproximación a la dinámica existente entre el poder político local, el poder de la prensa económica anglosajona y el poder de los mercados financieros internacionales. Más concretamente, pretende analizar el grado de influencia de la prensa económica anglosajona y los mercados financieros internacionales en la toma de decisiones del poder local.

Me gustaría enfatizar en la introducción que no abordo este trabajo con una idea preconcebida de cuál debería ser el papel de los mercados, o el de los editores de una cabecera como la del Financial Times; tampoco pretendo aquí calificar la acción concreta del gobierno español. Mi único propósito por el momento es analizar esta dinámica con el objetivo de llegar a unas conclusiones preliminares.

Y el foco de ese análisis lo pongo en la segunda legislatura de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Bajo este periodo político, que comienza en marzo de 2008, los mercados financieros internacionales y la prensa económica anglosajona comenzaron a cuestionar la sostenibilidad de la economía española, que, junto con la de Grecia, Portugal e Italia, se enfrentaba (y se enfrenta aún) a una crisis de deuda soberana desconocida en el mundo desarrollado.

Después de casi dos años de interacción entre mercados, prensa y gobierno, en mayo de 2010 parece que ganaron la batalla los dos poderes internacionales. Fue entonces cuando el gobierno de Rodríguez Zapatero se vio obligado a tomar un conjunto de medidas muy en contra de su voluntad (y supervivencia) política.

En este contexto, llama la atención el creciente protagonismo que adquirió la prensa económica anglosajona en nuestro país. Los relatos y narrativas que Reuters, El Financial Times, el Wall Street Journal y el Economist publicaron sobre España durante ese periodo de tiempo provocaron constantes reacciones en la prensa local y en el gobierno de Rodríguez Zapatero.

La conclusión es que éstos, junto con los mercados, se convirtieron en auténticos grupos de presión foráneos, con una gran capacidad de influencia en la toma de decisiones del ejecutivo español.

Foco Político: El proceso electoral del PSOE

¿Cuáles son las principales características de elección del candidato?

Elecciones PSOE

El Nuevo proceso de elección del Secretario General del PSOE por los militantes

Tras el mal resultado alcanzado por parte del PSOE en las elecciones europeas del 25 de mayo de 2014, la actual Comisión Ejecutiva Federal (CEF) ha aprobado una novedad para la elección de los líderes del partido, que supone un cambio radical: la consulta previa a la militancia antes de la celebración del congreso federal. En cierto modo, este partido pasa de regirse por un modelo parlamentario para adoptar uno presidencialista.

Como respuesta a la notable caída en votos observada, el actual secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, elegido en el 38 Congreso Federal Ordinario de febrero de 2012, ha decidido convocar un Congreso Federal Extraordinario para los días 26 y 27 de julio, con el objeto de elegir una nueva dirección política que permita al PSOE recuperar posiciones no solamente frente al Partido Popular, sino también respecto de la creciente popularidad de viejas y nuevas fuerzas políticas a su izquierda (Izquierda Unida, Equo, Podemos). Rubalcaba ya ha dicho que no se vuelve a presentar para el cargo de secretario general.

La debilidad del sistema anterior

Hasta este momento, los que elegían al secretario general del PSOE eran el millar de delegados que participaban en el congreso federal mediante voto personal y secreto. Estos delegados eran previamente elegidos en congresos provinciales y regionales por los militantes mediante voto personal y secreto. Los delegados, al igual que los diputados, ejercen un mandato representativo, que no imperativo. En consecuencia, pueden o no anunciar al momento de su elección a quien piensan apoyar para secretario general en el congreso, pero tienen plena capacidad para cambiar su posición al respecto. Además, los delegados se eligen en listas cerradas y bloqueadas, y en un procedimiento multinivel enormemente complejo.

De esta descripción queda claro porqué el sistema actual no resulta satisfactorio para muchos militantes. Si por un lado pone en valor la representación política, por otro es evidente que no hay posibilidad de rendir cuentas ante los militantes de las decisiones tomadas en el congreso federal. Para que la elección por delegados tuviera sentido, habría que eliminar la elección multinivel, y los delegados tendrían que obligatoriamente anunciar a quién van a votar para secretario general y la votación tendría que ser pública. Alternativamente, la opción más simple es que el secretario general sea elegido directamente por todos los militantes mediante voto personal y secreto. Se pasaría así de un modelo parlamentario imperfecto a un modelo presidencialista.

El nuevo modelo: mayor participación

Para el próximo Congreso Federal Extraordinario se ha buscado una fórmula que no vulnera los estatutos, al menos formalmente. Se trata de realizar una consulta a los militantes mediante voto personal y secreto, tal y como se hizo en el Partido Socialista de Galicia, ante la demanda de mayor participación por los afiliados, asumiéndose que los delegados al congreso respetaran la voluntad expresada por la militancia. Se trata pues de un avance de calado en la democracia participativa dentro de los partidos políticos, y que se mantendrá para el futuro, no ya en forma de consulta, sino mediante su reconocimiento como verdadera elección en el marco de la reforma estatutaria que salga de este congreso federal.

Ahora bien, la fórmula de la consulta presenta algún riesgo, al menos para esta convocatoria. Como se ha dicho, los delegados no tienen por qué votar en el mismo sentido que los militantes. No es descartable que algunos delegados decidan replicar el voto de los militantes de su federación, donde puede haber prevalecido el segundo más votado. En cualquier caso en la federación gallega todo salió como esperado. Y aunque el secretario general tendrá que ser elegido formalmente en el congreso federal por los delegados en voto personal y secreto, es posible que cuando la mesa del congreso anuncie al pleno el ganador de la consulta, pida su elección por aclamación, solventando un hipotético choque de legitimidades.

Pero son más los beneficios. Elegir directamente al secretario general por los militantes no sólo le otorga mayor legitimidad, sino que también refuerza su capacidad de elegir de manera independiente a los miembros de la CEF ya que su elección no se ha debido al apoyo de los delegados de tal o cual federación y que en contrapartida esperan poder sentarse en los órganos federales. Por otro lado, también es cierto que si la legitimidad deriva directamente de los militantes el Comité Federal puede quedar algo desplazado en su labor de control de la CEF.

Es importante notar que cualquier miembro del PSOE puede presentarse a secretario general siempre que reúna al menos 10.000 avales de militantes. No es una cantidad despreciable, y al no existir tope, no es descartable que algún candidato o candidata intente acaparar un alto número para impedir que los adversarios lleguen al mínimo y así concurrir sin rivales.

Las funciones de los delegados bajo este nuevo sistema

¿Esto quiere decir que los delegados pasan a tener una función meramente ceremonial? No exactamente. Cuando el sistema se normalice y pase de consulta a elección, en buena lógica ya no corresponderá a los delegados votar al secretario general. Los delegados tienen también la importante función de elegir al resto de la CEF en lista cerrada y bloqueada (de hecho, técnicamente el secretario general aunque se elige individualmente y se le identifica como el líder del partido, es el secretario general de la CEF, la dirección política colegiada del PSOE), al Comité Federal (el órgano de control de la CEF, de alguna manera el parlamento del PSOE) así como de elaborar y aprobar las resoluciones políticas del congreso federal, es decir la línea política de la organización para los años venideros.

Nombramiento del candidato a presidente del gobierno

Asimismo hay que tener bien presente que aquel que salga elegido como secretario general con el voto de los militantes no será automáticamente el candidato del PSOE a la presidencia del gobierno, pues los estatutos contemplan la celebración de elecciones primarias abiertas al conjunto de la ciudadanía, a realizar en un momento posterior al congreso federal. No es descartable en tal caso que si el secretario general decide concurrir a las primarias y hay al menos un candidato o candidata alternativo, aquel sea derrotado, lo que desembocaría o bien una bicefalia o bien en un nuevo congreso extraordinario para que el candidato elegido pueda optar a ser el nuevo secretario general. Es importante señalar que la ex ministra Carme Chacón al anunciar su decisión de no presentarse por segunda vez a la secretaria general del PSOE, anunció asimismo su intención de presentarse a las primarias abiertas cuando fueran convocadas. Por tanto, es muy probable que este partido esté solo al principio del proceso de renovación del liderazgo, el cual pudiera no quedar saldado con la consulta a los militantes sobre el nuevo secretario general y el congreso federal extraordinario del 26 y 27 de julio de 2014.

Domènec Ruiz Devesa

Politólogo

9 de Junio de 2014

Entrevista a Andrés Herzog

“Hay un oscurantismo que afecta todo”

 

herzog-fotogalc4Nació y vivió gran parte de su vida en el País Vasco, excepto sus años de carrera en Pamplona. Fue abogado de procesal en Garrigues durante una década hasta que decidió dar el salto a la política a finales de 2011. Desde entonces trabaja como Secretario General del Grupo Parlamentario de UPyD en el Congreso. Andrés Herzog (San Sebastián, 1974) no contempla la política como carrera, pero sí como vía para debatir ideas nuevas que le vienen a la cabeza y contribuir a la regeneración del sistema. “Lo que más me gusta de mi trabajo es ver cómo algo que pensé un domingo se está debatiendo en el Congreso,” me confesó hace unas semanas en su despacho. De ahí me regaló unas horas de su tiempo para hablar de política, talento y transparencia.

Elena Herrero-Beaumont: ¿Cuál es tu valoración de los resultados electorales?
Andrés Herzog: Para nosotros es un magnífico resultado, aunque siempre esperas más. Me parece muy importante en un contexto de cambio que UPyD siga una trayectoria de crecimiento sólida. Es verdad que nuestro resultado no ha sido tan espectacular como el de Podemos, pero ha sido nuestro mejor resultado histórico. Además, se ha demostrado que hemos pasado de ser un partido madrileño a un partido nacional. Y en este sentido, lo que tenemos claro es que no vamos a cometer el mismo error de PSOE y PSC. Uno de los problemas de España es que PP y PSOE han dejado de ser partidos nacionales y en cada región defienden una cosa distinta.

EHB: Muchos periodistas se preguntan por qué no fraguáis una coalición con Ciudadanos. Al fin y al cabo defendéis cosas parecidas.

AH: Hay un origen común, que se concreta en una denuncia del nacionalismo, de la rendición de los partidos nacionales frente al nacionalismo. UPyD nace de movimientos sociales de lucha contra ETA en País Vasco y Ciudadanos de lo mismo en Cataluña. Pero dicho esto, si nos juntamos con Ciudadanos vamos a encontrarnos en posiciones contrarias sobre determinadas cuestiones catalanas, por ejemplo.

EHB: ¿Como afrontáis las próximas elecciones municipales y autonómicas?

AH: Con un crecimiento como el que estamos manteniendo podemos sacar varios miles de concejales en España. En Madrid, en muchos municipios hemos quedado por delante del PSOE. Pero es un reto buscar a gente capaz que podamos presentar a los ciudadanos. Nuestra guía es: en sitios donde no encontramos a gente a la que nosotros votaríamos no nos presentamos. Nuestro crecimiento, por tanto, es lento y nuestro reto es captar talento. Desgraciadamente en España la gente de más talento no se acerca a la política. A la política se acerca gente que se quiere promocionar, gente rebotada, etc. Nosotros buscamos un perfil de profesional liberal, estudios universitarios, etc.

EHB: Es decir, perfiles como el tuyo. ¿Qué fue lo que te motivó a dar el salto a la política?

AH: Como todo fue un proceso. En el País Vasco, donde he vivido toda mi vida, salvo mis años de carrera, hay una discriminación absoluta a los no nacionalistas. Y he sufrido sucesivos desengaños, primero con el PSOE, que se entregó al nacionalismo, después con el PP. Cuando Fernando Savater, a quien admiro, comenzó a liderar movimientos a favor de las víctimas de ETA y se creó UPyD me afilié de inmediato. Siempre me ha gustado mucho discutir de política, pero en ese momento se me despertó una inquietud. Empecé en el 2009 en parlamento vasco con Gorka Maneiro. Cuando me propusieron colaborar más directamente en las últimas elecciones generales en el 2011, no me lo pensé un minuto, porque para mi era una forma de hacer realidad mis ideales y de unirla con un trabajo.

En estos dos años y medio me he involucrado en la labor parlamentaria en el Congreso, que para mi es como un I+D de propuestas, y también en la parte orgánica, que es el Consejo de Dirección, que es apasionante porque está por hacer. UPyD surge de la nada y eso nos ha permitido construirlo con bases distintas.

EHB: ¿Y qué tal el cambio? ¿Se lo recomiendas a colegas de profesión y amigos con una inquietud similar?

AH: Si, totalmente. Mucha gente me dijo en su día que si estaba loco, ¡con lo mal que está la política!… Pero yo no lo veo como una profesión de por vida. Afortunadamente, si UPyD traiciona los principios que me atrajeron me iría sin problemas. Yo no creo que deba plantearse una carrera política como una carrera profesional. En nuestros estatutos está la obligación de haberse dedicado a una actividad profesional diferente de la política antes de entrar en UPyD.

EHB: Eres el autor de varias querellas de UPyD, la fundamental de la querella contra Bankia. ¿Qué fue lo que te motivo a enfrentarte a un problema tan complejo?

AH: Surgió de una sensación de imposibilidad. Ante un escándalo de esta magnitud, intentamos constituir una comisión de investigación en el Congreso y fue imposible porque todos los demás partidos estaban metidos en las Cajas. Nos encontramos muy solos. Ni siquiera IU nos apoyó, porque como todos los demás eran parte de los consejos de administración de las Cajas.

Intentamos constituir una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid, pero tampoco funcionó. Finalmente, en una reunión del Grupo, surgió la posibilidad de poner una querella. Que fue posible porque estaba yo, al no tener medios para contratar a grandes despachos.

EHB: En estos procesos en los que estás metido, habrás aprendido muchas cosas, desmitificado otras muchas y sacado conclusiones. ¿Me lo resumes?

Mi ámbito de especialidad no era el derecho penal, así que una querella criminal era un reto. He aprendido mucho del sector financiero y del funcionamiento de las entidades financieras, del rescate financiero, etc.

Y sí, he desmitificado mucho. Cuando ves declarar a gente como el ex gobernador del Banco de España o a Consejeros de una entidad como Bankia te das cuenta de su bajísimo nivel profesional. Te deja un poco abrumado. También te permite ver hasta qué punto los partidos políticos, sindicatos y las patronales han colonizado las instituciones del estado.

EHB: Vivimos en un momento de desencanto generalizado con nuestras instituciones, pero, como abogado y experto legal, ¿qué crees que está bien del entramado institucional y político y qué crees que podríamos mejorar?

AH: En España funciona muy bien el sector de los altos funcionarios del estado. Tenemos gente muy competente y capacitada que hace magníficos informes, como los que hicieron los Inspectores del Banco de España en su día, pero, de nuevo, la colonización de las instituciones por los partidos políticos es un verdadero problema. Éstos han salido de su ámbito natural y lo han invadido todo: la justicia, los organismos reguladores, el Banco de España, la CNMV, el Tribunal de Cuentas y han eliminado la función de control. El problema de España no es tanto de profesionalidad sino de politización. Es un problema muy grave y de muy difícil solución, ningún partido está dispuesto a recortar los derechos adquiridos a lo largo del tiempo con la pasividad de la ciudadanía y con unos medios de comunicación muy mediocres.

Para mi lo grave es que tenga que ser un partido político pequeño como UPyD el único que presente querellas, que no haya fiscalías que lo hagan. Eso es lo desolador de España.

EHB: Si trabajas en el Congreso, tienes quizás una idea de cómo ejercen la presión determinados grupos de interés en los proyectos de ley ¿Cómo es vuestra relación con ellos?

AH: Nos reunimos con todo el mundo. Tomamos nota de las propuestas, nos sirven mucho para hacer nuestro trabajo. No tenemos prejuicios. Intentamos defender las cosas alejándonos de ideologías. En España la política se ha construido con prejuicios. Nosotros, sin embargo, intentamos valorar las cosas en función de los argumentos.

Tenemos un equipo reducido de 12 personas. Tenemos un asistente por cada diputado y un jefe de gabinete. Pero tenemos unos grupos de trabajo distribuidos por distintos sectores: economía, justicia, energía, que son los que dan esa asistencia a los diputados. La gente que colabora con nosotros son personas altruistas que no quieren figurar. Es gente de confianza que colabora a nivel profesional sin querer que sus nombres aparezcan.

EHB: Siempre que hablamos de Grupos de Presión surge el eterno dilema de interés general, interés privado…

AH: En España predominan los intereses regionales sobre el interés general. Los diputados de UPyD representan el interés de España.

EHB: ¿Cuál es el interés de España?

AH: Que no haya cuotas, que hay cosas que hay que distribuir de acuerdo a criterios racionales.

EHB: Publicáis la agenda de las reuniones que tenéis en el Congreso con los lobbies. ¿De quién fue esa iniciativa?

AH: Esto surgió a raíz de un informe de una asociación de transparencia. Nos plantearon esta posibilidad y nos pareció una buena idea. Tenemos una conciencia muy grande hacia la transparencia. UPyD, por ejemplo, es el único partido que ha publicado su presupuesto electoral. También queríamos publicar las nóminas de los diputados y presentamos una iniciativa, pero fue rechazada. Hay un oscurantismo que afecta a todo.

EHB: ¿Te preocupa la transferencia de soberanía a Bruselas de cara al poder del Congreso?

AH: No. El debate parlamentario no se ha empobrecido por pertenecer a Europa, sino por la baja calidad democrática en España. El congreso es absolutamente anacrónico. El procedimiento es muy rígido. Empecé con mucha ilusión abriendo los debates, pero es un procedimiento tan encorsetado que le quita toda la frescura. Está en marcha una propuesta de reglamentación del Congreso. Nosotros hemos hecho un estudio de derecho comparado de todos los parlamentos y hemos presentado una propuesta de reforma de reglamento del congreso. Si nos lo tomáramos en serio habría un cambio muy importante.

Mi idea es que ni tiene por qué Europa acabar con todas las competencias ni al revés, ni tenemos que ir hacia un proceso de europeísmo. Tenemos que hacer un reparto de competencias basado en la eficiencia, no en ideologías.

Por otro lado, hay que implicar a los ciudadanos en el proceso europeo. Parece que Europa está sólo para lo malo, y ahí han tenido mucho que ver los gobiernos nacionales, para quitarse responsabilidades. Para nosotros Europa es la salvación. Es nuestra vía de escape del bipartidismo de España, que todo lo esconde debajo de la alfombra.

Más información en: http://lobby.blogs.ie.edu/#sthash.FYNPLq2P.dpuf

[/idioma]

[idioma lang=en]

herzog-fotogalc4Nació y vivió gran parte de su vida en el País Vasco, excepto sus años de carrera en Pamplona. Fue abogado de procesal en Garrigues durante una década hasta que decidió dar el salto a la política a finales de 2011. Desde entonces trabaja como Secretario General del Grupo Parlamentario de UPyD en el Congreso. Andrés Herzog (San Sebastián, 1974) no contempla la política como carrera, pero sí como vía para debatir ideas nuevas que le vienen a la cabeza y contribuir a la regeneración del sistema. “Lo que más me gusta de mi trabajo es ver cómo algo que pensé un domingo se está debatiendo en el Congreso,” me confesó hace unas semanas en su despacho. De ahí me regaló unas horas de su tiempo para hablar de política, talento y transparencia.
[idioma lang=en]
Elena Herrero-Beaumont: ¿Cuál es tu valoración de los resultados electorales?
Andrés Herzog: Para nosotros es un magnífico resultado, aunque siempre esperas más. Me parece muy importante en un contexto de cambio que UPyD siga una trayectoria de crecimiento sólida. Es verdad que nuestro resultado no ha sido tan espectacular como el de Podemos, pero ha sido nuestro mejor resultado histórico. Además, se ha demostrado que hemos pasado de ser un partido madrileño a un partido nacional. Y en este sentido, lo que tenemos claro es que no vamos a cometer el mismo error de PSOE y PSC. Uno de los problemas de España es que PP y PSOE han dejado de ser partidos nacionales y en cada región defienden una cosa distinta.

EHB: Muchos periodistas se preguntan por qué no fraguáis una coalición con Ciudadanos. Al fin y al cabo defendéis cosas parecidas.

AH: Hay un origen común, que se concreta en una denuncia del nacionalismo, de la rendición de los partidos nacionales frente al nacionalismo. UPyD nace de movimientos sociales de lucha contra ETA en País Vasco y Ciudadanos de lo mismo en Cataluña. Pero dicho esto, si nos juntamos con Ciudadanos vamos a encontrarnos en posiciones contrarias sobre determinadas cuestiones catalanas, por ejemplo.

EHB: ¿Como afrontáis las próximas elecciones municipales y autonómicas?

AH: Con un crecimiento como el que estamos manteniendo podemos sacar varios miles de concejales en España. En Madrid, en muchos municipios hemos quedado por delante del PSOE. Pero es un reto buscar a gente capaz que podamos presentar a los ciudadanos. Nuestra guía es: en sitios donde no encontramos a gente a la que nosotros votaríamos no nos presentamos. Nuestro crecimiento, por tanto, es lento y nuestro reto es captar talento. Desgraciadamente en España la gente de más talento no se acerca a la política. A la política se acerca gente que se quiere promocionar, gente rebotada, etc. Nosotros buscamos un perfil de profesional liberal, estudios universitarios, etc.

EHB: Es decir, perfiles como el tuyo. ¿Qué fue lo que te motivó a dar el salto a la política?

AH: Como todo fue un proceso. En el País Vasco, donde he vivido toda mi vida, salvo mis años de carrera, hay una discriminación absoluta a los no nacionalistas. Y he sufrido sucesivos desengaños, primero con el PSOE, que se entregó al nacionalismo, después con el PP. Cuando Fernando Savater, a quien admiro, comenzó a liderar movimientos a favor de las víctimas de ETA y se creó UPyD me afilié de inmediato. Siempre me ha gustado mucho discutir de política, pero en ese momento se me despertó una inquietud. Empecé en el 2009 en parlamento vasco con Gorka Maneiro. Cuando me propusieron colaborar más directamente en las últimas elecciones generales en el 2011, no me lo pensé un minuto, porque para mi era una forma de hacer realidad mis ideales y de unirla con un trabajo.

En estos dos años y medio me he involucrado en la labor parlamentaria en el Congreso, que para mi es como un I+D de propuestas, y también en la parte orgánica, que es el Consejo de Dirección, que es apasionante porque está por hacer. UPyD surge de la nada y eso nos ha permitido construirlo con bases distintas.

EHB: ¿Y qué tal el cambio? ¿Se lo recomiendas a colegas de profesión y amigos con una inquietud similar?

AH: Si, totalmente. Mucha gente me dijo en su día que si estaba loco, ¡con lo mal que está la política!… Pero yo no lo veo como una profesión de por vida. Afortunadamente, si UPyD traiciona los principios que me atrajeron me iría sin problemas. Yo no creo que deba plantearse una carrera política como una carrera profesional. En nuestros estatutos está la obligación de haberse dedicado a una actividad profesional diferente de la política antes de entrar en UPyD.

EHB: Eres el autor de varias querellas de UPyD, la fundamental de la querella contra Bankia. ¿Qué fue lo que te motivo a enfrentarte a un problema tan complejo?

AH: Surgió de una sensación de imposibilidad. Ante un escándalo de esta magnitud, intentamos constituir una comisión de investigación en el Congreso y fue imposible porque todos los demás partidos estaban metidos en las Cajas. Nos encontramos muy solos. Ni siquiera IU nos apoyó, porque como todos los demás eran parte de los consejos de administración de las Cajas.

Intentamos constituir una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid, pero tampoco funcionó. Finalmente, en una reunión del Grupo, surgió la posibilidad de poner una querella. Que fue posible porque estaba yo, al no tener medios para contratar a grandes despachos.

EHB: En estos procesos en los que estás metido, habrás aprendido muchas cosas, desmitificado otras muchas y sacado conclusiones. ¿Me lo resumes?

Mi ámbito de especialidad no era el derecho penal, así que una querella criminal era un reto. He aprendido mucho del sector financiero y del funcionamiento de las entidades financieras, del rescate financiero, etc.

Y sí, he desmitificado mucho. Cuando ves declarar a gente como el ex gobernador del Banco de España o a Consejeros de una entidad como Bankia te das cuenta de su bajísimo nivel profesional. Te deja un poco abrumado. También te permite ver hasta qué punto los partidos políticos, sindicatos y las patronales han colonizado las instituciones del estado.

EHB: Vivimos en un momento de desencanto generalizado con nuestras instituciones, pero, como abogado y experto legal, ¿qué crees que está bien del entramado institucional y político y qué crees que podríamos mejorar?

AH: En España funciona muy bien el sector de los altos funcionarios del estado. Tenemos gente muy competente y capacitada que hace magníficos informes, como los que hicieron los Inspectores del Banco de España en su día, pero, de nuevo, la colonización de las instituciones por los partidos políticos es un verdadero problema. Éstos han salido de su ámbito natural y lo han invadido todo: la justicia, los organismos reguladores, el Banco de España, la CNMV, el Tribunal de Cuentas y han eliminado la función de control. El problema de España no es tanto de profesionalidad sino de politización. Es un problema muy grave y de muy difícil solución, ningún partido está dispuesto a recortar los derechos adquiridos a lo largo del tiempo con la pasividad de la ciudadanía y con unos medios de comunicación muy mediocres.

Para mi lo grave es que tenga que ser un partido político pequeño como UPyD el único que presente querellas, que no haya fiscalías que lo hagan. Eso es lo desolador de España.

EHB: Si trabajas en el Congreso, tienes quizás una idea de cómo ejercen la presión determinados grupos de interés en los proyectos de ley ¿Cómo es vuestra relación con ellos?

AH: Nos reunimos con todo el mundo. Tomamos nota de las propuestas, nos sirven mucho para hacer nuestro trabajo. No tenemos prejuicios. Intentamos defender las cosas alejándonos de ideologías. En España la política se ha construido con prejuicios. Nosotros, sin embargo, intentamos valorar las cosas en función de los argumentos.

Tenemos un equipo reducido de 12 personas. Tenemos un asistente por cada diputado y un jefe de gabinete. Pero tenemos unos grupos de trabajo distribuidos por distintos sectores: economía, justicia, energía, que son los que dan esa asistencia a los diputados. La gente que colabora con nosotros son personas altruistas que no quieren figurar. Es gente de confianza que colabora a nivel profesional sin querer que sus nombres aparezcan.

EHB: Siempre que hablamos de Grupos de Presión surge el eterno dilema de interés general, interés privado…

AH: En España predominan los intereses regionales sobre el interés general. Los diputados de UPyD representan el interés de España.

EHB: ¿Cuál es el interés de España?

AH: Que no haya cuotas, que hay cosas que hay que distribuir de acuerdo a criterios racionales.

EHB: Publicáis la agenda de las reuniones que tenéis en el Congreso con los lobbies. ¿De quién fue esa iniciativa?

AH: Esto surgió a raíz de un informe de una asociación de transparencia. Nos plantearon esta posibilidad y nos pareció una buena idea. Tenemos una conciencia muy grande hacia la transparencia. UPyD, por ejemplo, es el único partido que ha publicado su presupuesto electoral. También queríamos publicar las nóminas de los diputados y presentamos una iniciativa, pero fue rechazada. Hay un oscurantismo que afecta a todo.

EHB: ¿Te preocupa la transferencia de soberanía a Bruselas de cara al poder del Congreso?

AH: No. El debate parlamentario no se ha empobrecido por pertenecer a Europa, sino por la baja calidad democrática en España. El congreso es absolutamente anacrónico. El procedimiento es muy rígido. Empecé con mucha ilusión abriendo los debates, pero es un procedimiento tan encorsetado que le quita toda la frescura. Está en marcha una propuesta de reglamentación del Congreso. Nosotros hemos hecho un estudio de derecho comparado de todos los parlamentos y hemos presentado una propuesta de reforma de reglamento del congreso. Si nos lo tomáramos en serio habría un cambio muy importante.

Mi idea es que ni tiene por qué Europa acabar con todas las competencias ni al revés, ni tenemos que ir hacia un proceso de europeísmo. Tenemos que hacer un reparto de competencias basado en la eficiencia, no en ideologías.

Por otro lado, hay que implicar a los ciudadanos en el proceso europeo. Parece que Europa está sólo para lo malo, y ahí han tenido mucho que ver los gobiernos nacionales, para quitarse responsabilidades. Para nosotros Europa es la salvación. Es nuestra vía de escape del bipartidismo de España, que todo lo esconde debajo de la alfombra.

Más información en: http://lobby.blogs.ie.edu/#sthash.FYNPLq2P.dpuf

[/idioma]

El resultado de las Europeas se asienta en España

Qué piensan nuestros líderes de opinión…

El desplome del PP dispara las alarmas del poder territorial.Carmen del Riego opina en La Vanguardia que los dirigentes territoriales se sienten amenazados por los resultados del 25-M y piden adelantar los plazos. Reclaman a Rajoy que los presidentes autonómicos sean ratificados para ponerse ya a trabajar de cara a las autonómicas y municipales de 2015. Pero, según Carmen del Riego, Rajoy está enfrascado en otros problemas, como en la negociación de puestos en las instituciones europeas. En referencia al foro económico en el que participó Rajoy este fin de semana, Carlos Cué dice en El País, que el presidente de los populares se reserva el goteo de buenas noticias económicas con las que tratará de salir del agujero político en el que le colocaron las europeas. Casimiro García-Abadillo opina en El Mundo que los análisis autocomplacientes del PP de que la recuperación de la economía irá acompañada de una recuperación del voto, no son suficientes para afrontar la realidad, e indica que no todo se basa en la economía y que es hora de hacer política.

El Congreso extraordinario del PSOE, que elegirá al nuevo secretario general, se celebrará los días 26 y 27 de julio. Ferraz ha fijado también para el próximo 13 de julio la consulta a los militantes socialistas sobre quién será el sucesor de Alfredo Pérez Rubalcaba. El acto de votación de la militancia será «personal, secreto y presencial» y los militantes ejercerán su derecho al voto en la agrupación en la que estén afiliados. El PSOE ha establecido el periodo de recogida de avales y presentación de candidaturas para la consulta entre el 6 y el 20 de junio y, por el momento, el único candidato que ha confirmado que concurrirá al proceso es el ex diputado del PSOE y uno de los portavoces de la corriente Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias. Gabriel Sanz apunta en ABC que la dirigente andaluza Susana Díaz, intenta desmarcarse de las quinielas para no desgastarse.

Podemos no deja indiferente al actual sistema político. Francesco Manetto dice en El País que con las proyecciones de Podemos en las europeas, el partido de Pablo Iglesias entraría con fuerza en el Ayuntamiento de Madrid, donde conseguiría siete escaños, los mismos que Izquierda Unida y UPyD. Pedro Vallín afirma en La Vanguardia que Pablo Iglesias es a efectos prácticos, el capitán de la izquierda no socialista. Izquierda Unida está abocada a pactar con él o arriesgarse a sufrir una sangría de escaños y para el PSOE constituye una de las principales preocupaciones a corto plazo.