INFLUENCIA LEGÍTIMA

El periodismo inmersivo como herramienta de cambio

Las nuevas experiencias a través de la tecnología

En una de las clases del master, un profesor nos comentaba que para que una campaña fuese viral además del componente gráfico y del contenido, era imprescindible que generase una reacción en el receptor. Apelar a sus emociones y a sus sentimientos se ha convertido en el factor más utilizado por los medios para que los mensajes conecten con el público objetivo.

Pero, ¿qué pasaría si pudiésemos sentir, ver o escuchar en primera persona lo que los medios tratan de mostrarnos? ¿Cómo reaccionaríamos ante un estallido de una bomba? ¿Cuál sería nuestra reacción si viésemos una injusticia?

Una de las tendencias que deja el Mobile World Congress para este 2016 es la realidad virtual, que está revolucionando tanto los portfolios de las empresas tecnológicas como a la sociedad.

En el mundo de las redes sociales, donde los vídeos ganan cada vez más importancia, su máximo exponente, Mark Zuckerberg, ha protagonizado una de las imágenes más impactantes pasando desapercibido en una sala repleta de personas. Él mismo comentaba que el futuro está en “compartir escenas” que den la sensación al espectador de estar ahí.

Otro de los líderes tecnológicos, Google, ha dejado a un lado los “wearables” que marcaron el debate del anterior congreso para desarrollar el proyecto “The Expeditions Pioneer Program.” Incluido dentro del programa “Google for education”, este programa trata de llevar la tecnología de la realidad virtual a las aulas, haciendo que la lección de turno cobre vida. Aunque aún no ha llegado a España, en Estados Unidos, Canadá o Suecia ya han empezado a implantarlo consiguiendo que tanto alumnos como profesores estén más motivados a la hora de aprender, ya que trasladan la lección a su realidad.

La realidad virtual en el periodismo: el immersive journalism

Una de las personas que más ha potenciado la realidad virtual en el periodismo ha sido Nonny de la Peña, fundadora de Emblematic Group. Su organización utiliza esta tecnología para transmitir las sensaciones de una noticia a las personas a través de lo que ha denominado periodismo inmersivo. Una de las noticias de las que esta empresa se ha hecho eco es la situación que viven los sirios diariamente. En este vídeo se muestra cómo recrean el ambiente de una calle siria en la que una niña canta pero su canto se ve interrumpido por el estallido de una bomba.

Syria Poject

Tras experimentar esta sensación los usuarios reaccionan, se posicionan ante un hecho porque han sentido en primera persona lo mismo que esa niña del video. Es decir, el usuario es capaz de experimentar ese sentimiento. Esto es un catalizador de cambio muy efectivo. En palabras de De la Peña, “la sensación de presencia es tan espectacular que provoca al espectador pensar en soluciones para el cambio.”

En el caso de España, el pasado enero se lanzó de la mano de The App Date con la colaboración de Designit y Virtual Natives, el primer laboratorio de periodismo inmersivo al que ya se han sumado grandes grupos de comunicación como Grupo Vocento, RTVE o A3Media entre otros.

En él además participan organizaciones sin ánimo de lucro como Oxfam Intermón descubriendo las posibilidades que esta tecnología tiene como herramienta de sensibilización y divulgación.

A la sociedad civil sólo nos queda esperar a que esta tecnología sea accesible para todos y se convierta en una realidad. Mientras tanto, en Estado Unidos ya han lanzado una campaña de movilización social para concienciar sobre las condiciones de vida de los presos en el sistema penitenciario norteamericano. ¿Cómo? Su equipo va a grabar cinco experiencias de realidad virtual, tras la adhesión de cientos de embajadores, harán llegar a 50 políticos estas experiencias a través de la realidad virtual para que experimenten en primera persona el sistema penitenciario americano.

National Day of Empathy