INFLUENCIA LEGÍTIMA

¿Le tiene que hacer caso el Gobierno al Parlamento y el Parlamento al Gobierno?

Cuatro aclaraciones jurídicas para entender lo que está pasando

En estas últimas fechas se está produciendo un debate sobre si el Gobierno, que está en minoría, debe “obedecer” al Parlamento. Anteayer, en la sesión de control del Congreso de los Diputados, se produjo este diálogo:

– El diputado Pablo Iglesias preguntó: ¿Cómo piensa el Gobierno ejecutar las decisiones del poder legislativo?

– El Presidente del Gobierno respondió: Pensamos aplicar las que sean obligatorias

Desde el Departamento de Regulación de Vinces te damos las claves para entender este debate que va más allá de lo político y que tiene una fuerte repercusión jurídica

 

Primera aclaración: terminológica

En primer lugar, hay que distinguir las proposiciones NO de ley, de las proposiciones de ley. Las primeras, aunque las apruebe el Congreso de los Diputados, sea en el Pleno sea en una Comisión, no son jurídicamente vinculantes, sino instrumentos de orientación política.

Distinta es la cuestión en el caso de las proposiciones de ley, que es como se denomina cualquier iniciativa legislativa de origen no gubernamental.

Segunda aclaración: lo que puede hacer el Gobierno ante la iniciativa legislativa del Parlamento.

La tramitación de una proposición de ley puede encontrase con una importante barrera: el Gobierno se puede oponer a su tramitación si considera y motiva que supone un incremento de gasto o una disminución de ingresos. ¿por qué?

Desde el punto de vista formal porque el artículo 134.6 de la Constitución dice: Toda proposición o enmienda que suponga aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios requerirá la conformidad del Gobierno para su tramitación.

De hecho, también desde el punto de vista formal, el Reglamento del Congreso dice en su artículo 126.2: “Ejercitada la iniciativa, la Mesa del Congreso ordenará la publicación de la proposición de ley y su remisión al Gobierno para que manifieste su criterio respecto a la toma en consideración, así como su conformidad o no a la tramitación si implicara aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios”

Desde el punto de vista material, se trata de una facultad lógica, por cuanto permitir una iniciativa legislativa de esa naturaleza implicaría un subrepticio para modificar los Presupuestos Generales del Estado.

Tercera aclaración: y entonces ¿qué está pasando?

Teóricamente si el Gobierno se opone a la tramitación, la iniciativa se ve paralizada. Sin embargo, nos podemos encontrar con que el Congreso, y más concretamente su Mesa (en la que el Partido Popular está en minoría) no esté de acuerdo con la motivación del Gobierno y decida continuar con la tramitación. De hecho, ya lo ha hecho por ejemplo con la Proposición de ley sobre la suspensión del calendario de la implantación de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa.

El Gobierno se opuso a su tramitación con base en un informe en el que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte cuantificaba en cerca de 615 millones de euros la pérdida de ingresos procedentes de fondos comunitarios y unas obligaciones de gasto no previstas de igual cuantía. La Mesa del Congreso rechazó esta oposición del Gobierno…y la iniciativa sigue su tramitación.

Cuarta aclaración y un poco de especulación: y entonces ¿qué va a pasar?

Aquí tenemos ya alguna certeza y muchos futuribles. La primera certeza es que el Gobierno ha seguido insistiendo. Para muestra un botón. El Consejo de Ministros, en su reunión de 18 de noviembre, ha solicitado de la Mesa del Congreso que reconsidere su decisión. La segunda certeza es que el Gobierno ya ha dicho que, en función de la respuesta del Congreso, podría darse inicio a un conflicto entre órganos constitucionales ante el Tribunal Constitucional. El futurible es que no sabemos todavía lo que en su caso decidirá el Tribunal Constitucional.

Conclusión

Estamos ante uno de los grandes debates de la Legislatura. ¿Supone esto que los partidos de la oposición, mediante la aprobación de leyes, van a poder gobernar desde el Parlamento? En la práctica, desde el punto de vista político es complejo; y desde el punto de vista jurídico…el debate está abierto.

Carlos Carnero, Director Gerente de la Fundación Alternativas

“El gran reto del PSOE ahora es gestionar la complejidad”

“El gran reto del PSOE ahora es gestionar la complejidad.” Hemos elegido esta frase de Carlos Carnero, Director Gerente de la Fundación Alternativas, como titular de nuestro primer desayuno electoral de cara a las próximas Generales.

Carlos CarneroEl directivo del principal think tank político de España de sesgo ideológico de centro izquierda, pero sin una vinculación orgánica con el PSOE, ha utilizado la palabra complejidad como piedra angular de un discurso bien armado y que aporta claves interesantes para interpretar el momento político actual, y, sobre todo, el momento político del PSOE.

La cuestión ideológica

“La Bandera nacional quiere decir algo. Quiere decir mucho,” ha comentado Carnero en alusión al acto del fin de semana, donde Pedro Sánchez ha sido nombrado candidato a las próximas elecciones generales. “El PSOE quiere subrayar el mensaje de centralidad, situarse como un partido nacional, capaz de defender la constitución, la unidad, la integridad y los intereses nacionales de acuerdo a unas bases claras de centro izquierda.”

Es con este mensaje central con el que los socialistas aspiran a ganar las próximas elecciones generales. Pero existen muchas dudas sobre el papel ideológico del PSOE en el entorno político actual, y Carnero ha querido centrarse en esta cuestión, partiendo de la base de una nueva complejidad política, económica, cultural, social e internacional, y, por supuesto, de una nueva complejidad ideológica de España. A estas se suma la complejidad del propio PSOE. “El PSOE es muy complejo porque es un partido donde la libertad de pensamiento y la obediencia al jefe es mucho menor que en otros lugares,” aunque para Carnero esto ya no es una cuestión ideológica, sino una cuestión de poder y de origen.

Ante este cúmulo de complejidades, Carnero ha sentenciado que “ideológicamente el PSOE va a seguir siendo lo que es y políticamente tratará de buscar acuerdos estables y puntuales con otras fuerzas, pero no coaliciones de gobierno.”

Desayuno electoralCarnero ha hecho una valoración rápida de las pasadas elecciones municipales y autonómicas donde se puede comenzar a entrever algunas conductas que tienen posibilidad de extenderse al tablero nacional. La conclusión central es que “el PSOE ha reconquistado el poder en muchas Comunidades Autónomas, aunque en términos absolutos haya perdido votos con respecto al 2011, y que, por tanto, sí que está en condiciones de ganar las Generales.”

Pero esa posible victoria estará marcada por una enorme complejidad, y de ahí que, defendiendo la ideología tradicional del PSOE, Carnero haya reconocido que la táctica política tendrá que amoldarse. En entornos complejos, no hay espacio para blancos y negros y sí para muchos grises. “Una cosa es ser el mismo partido de siempre. Otra cosa es que políticamente tengas que moverte en un tablero radicalmente distinto. No podemos obviar las nuevas fuerzas con las que se necesitará pactar.”

Concluimos que, desde la visión de Carnero, el PSOE tiene mucho más que ver ideológicamente hablando con los valores de centralidad y de moderación que defiende Ciudadanos que con los extremismos de otros partidos emergentes. Y es ese el mensaje que cree se va a visualizar de manera clara en la campaña electoral.

La cuestión de los pactos

En este punto hemos entrado de lleno en cómo se desarrollarán los posibles pactos. “El PSOE jugará a una geometría variable, donde buscará el antídoto contra la idea de que se ha radicalizado, y donde veo difícil que se gobierne sistemáticamente con Podemos. Con Ciudadanos quizás sea más probable gobernar en coalición” ha afirmado, y también ha considerado que “hay que romper con el tabú de que los dos grandes partidos pacten,” como ocurre, por ejemplo, en Alemania.

Carnero aludió al único gobierno de coalición existente hasta la fecha que es el del PSOE y el de CoalicióCompromís, “que no es Podemos”, aclaraba, en la Generalitat Valenciana.

El programa del PSOE

Es sabido que los socialistas llevan trabajando en el programa desde marzo, bajo el liderazgo de Meritxell Batet. Carnero ha resaltado la máxima obsesión de los socialistas en lo económico, que no es otra cosa que la mejora de nuestra competitividad a través de la productividad, y ha resumido los tres grandes pilares para alcanzar esa competitividad:

  1. Mejorar la educación
  2. Fomentar la innovación tecnológica de las empresas
  3. Modernizar el aparato económico del estado

En cuanto a las medidas impositivas, ha mencionado que los socialistas apuestan por igualar la presión fiscal en España con la media europea, ya que a fecha de hoy sigue estando por debajo de la media europea. Pero ha querido dejar claro que, en su opinión, el PSOE “no pretende machacar la iniciativa privada con impuestos”. Añade que el discurso de la austeridad lo quiere acoger como un valor permanente, pero dentro de unos márgenes.

La cuestión social

Hay que gestionar la complejidad social. Carnero ha informado sobre la presentación de un libro titulado “Los votantes de Podemos” La conclusión del autor es que Podemos es el partido de los indignados cuando se creó y hoy es el partido de los excluidos. Quien votaba a Podemos el año pasado se daba el gusto de dar un golpe, pero hoy vota quien encuentra en Podemos una opción a su problemática de exclusión.” Para Carnero, el PSOE no puede olvidarse de los excluidos: los parados de larga duración, los pobres, etc y hacerlo no supondría una revolución, sino el mantenimiento del estado de bienestar.

Semana post electoral

El bipartidismo se debilita

Candidatos Alcaldía de MadridLas elecciones autonómicas y municipales celebradas el pasado 24 de mayo dan fe del debilitamiento del que está sufriendo el bipartidismo en España, si bien éste todavía determina en gran medida el panorama político a pesar de la fragmentación parlamentaria como consecuencia de nuevos partidos. La política de pactos entre partidos de un mismo espectro ideológico es ahora la llave que marcará la gobernabilidad en los territorios. Así, una eventual coalición entre el PP y Ciudadanos podría darles el gobierno en las comunidades de La Rioja, Castilla y León o Murcia. Por el contrario, una eventual coalición entre los partidos de izquierda podría resultar en gobiernos socialistas en Extremadura, Asturias, Aragón, Valencia, Baleares y Castilla-La Mancha. La previsible alianza de Ahora Madrid y PSOE para gobernar el ayuntamiento Madrid parece será la tónica general en el resto de España, es decir, la suma de esfuerzos por parte de la oposición para desbancar al PP del poder. Por el contrario, Cristina Cifuentes sí puede que sea elegida presidenta de la Comunidad de Madrid, pero ello dependerá de su capacidad de diálogo y flexibilidad con el resto de fuerzas políticas.

Aunque Mariano Rajoy descartaba cambios tanto en el gobierno como en el partido tras analizar los resultados en el Comité Ejecutivo Nacional, el miércoles en la sesión de control al gobierno en el Senado consideraba esta opción y pedía tiempo para ello.

En cuanto a las reflexiones post electorales del PSOE, Pedro Sánchez es consciente de que su partido ha sufrido un desastre en las ciudades, mientras que su electorado rural se ha mantenido.

Ciudadanos ha entrado en la mayoría de los parlamentos como tercera y cuarta fuerza y prosigue con su línea ascendente. Mientras Albert Rivera se congratula por los buenos resultados, su partido ha elaborado un texto de posicionamiento sobre acuerdos post electorales, que contiene duras condiciones en materia de transparencia y regeneración para permitir la gobernabilidad. Por el contrario, Pedro Sánchez delega en sus barones regionales la capacidad para articular dicha gobernabilidad.

1. El PP digiere los resultados de los comicios autonómicos y municipales. Fernando Garea opina en El País que Mariano Rajoy presume de resultados electorales y se reafirma en su política, pero deja la puerta abierta a cambios en la cúpula debido a presiones internas. Federico Castaño va más allá y añade en Voz Populi que es Alberto Núñez Feijóo quien lidera la revuelta contra Rajoy y exige el entierro definitivo del aznarismo. Marisol Hernández explica en El Mundo que el debate sucesorio en el PP ha repuntado no por falta de valoración de su líder, sino porque los barones opinan que con otro cabeza de cartel el resultado podría ser mejor. Por su parte, Sara Medialdea destaca en ABC la salida de tres barones: Alberto Fabra (Valencia), Luisa Fernanda Rudi (Aragón) y José Ramón Bauzá (Baleares).

2. El 24M refuerza el liderazgo de Pedro Sánchez. John García esgrime en ABC que Pedro Sánchez considera que el mandato de los electores es que “se tiene que abrir una etapa de cambio”, por lo que ya ha conversado con Pablo Iglesias y Albert Rivera para liderar dicha etapa. Juan Carlos Merino opina lo mismo en La Vanguardia y dice que Pedro Sánchez pretende liderar el cambio de escenario político abierto tras la selecciones del 24-M y la articulación de “gobiernos progresistas” en varias autonomías y ayuntamientos. Por su parte, Anabel Díez afirma en El País que los resultados del domingo hacen que Pedro Sánchez se sienta reforzado para ser candidato a la presidencia del Gobierno.

3. El papel de Podemos y Ciudadanos en los pactos postelectorales. Iñaki Ellakuria escribe en La Vanguardia que Ciudadanos rechaza pactos globales y “cheques en blanco” tanto al PSOE como al PP. Héctor San Juan escribe en El Mundo que pese a la idea previa de pacto entre Podemos y PSOE, el primero tantea en la Comunidad Valenciana y Baleares otros pactos sin contar con los socialistas. Por su parte, Marisa Ruiz apunta en ABC que los mayores logros de Podemos en los comicios no han sido bajo su marca, sino bajo candidaturas de unidad popular.

Cierre de campaña 24M

Elecciones autonómicas y municipales

Elecciones autonómicas intención de voto CIS abirl 2015A dos días de las elecciones municipales y autonómicas los partidos políticos apuran sus esfuerzos por convencer al alto porcentaje de indecisos. Para ello, tanto Felipe González como José María Aznar entran en escena para movilizar a las bases. Madrid será el principal “test de estrés” para el PP, pues la medida en que pierda la hegemonía de la capital determinará la salud del partido. En este contexto, lo que ocurra no solo en Madrid sino en el conjunto de ciudades y comunidades autónomas será un reflejo de la tendencia en las elecciones generales.

En líneas generales de lo que pueda ocurrir el 24 de mayo, se prevé que el PP pierda la mayoría absoluta en la mayoría de las Comunidades Autónomas, mientras que el PSOE solamente ganaría en dos Comunidades Autónomas (Extremadura pasaría a ser del PSOE). Podemos parece haberse estancado pero aun así entraría en todos los Parlamentos con fuerza, y Ciudadanos irrumpiría con mucha fuerza y sería un partido clave para formar gobierno en muchas Comunidades Autónomas.

1. El PP en el tramo final de la campaña. Curri Valenzuela afirma en ABC que el PP y del PSOE se dedican los últimos días de campaña a apuntalar la victoria de quienes están al borde de la mayoría absoluta o con posibilidades de Gobierno, es decir a María Dolores de Cospedal y Ángel Gabilondo respectivamente. Fernando García del Río opina en La Vanguardia que Esperanza Aguirre intenta frenar a la aspirante a la que apoya Podemos, Manuela Carmena. En cuanto a Andalucía, Javier Casqueiro esgrime en El País que dirigentes territoriales del PP creen que su partido debería replantearse la situación de bloqueo contra Susana Díaz y entienden que ese debate se abrirá paso, en cualquier caso, tras las elecciones del 24-M.

2. PSOE en el tramo final de la campaña. Anabel Díez escribe en El País que Pedro Sánchez llama a al voto útil y a la unidad de toda la izquierda en torno al PSOE. Por su parte, Ignacio Camacho opina en ABC que la debilidad estructural del PSOE madrileño ha cedido el voto útil a la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena. En Andalucía, Luis Ángel Sanz resalta en El Mundo la frialdad entre Pedro Sánchez y Susana Díaz evidenciada en gestos.

3. Podemos y Ciudadanos en el tramo final de la campaña. Juan José Mateo afirma en El País que Ciudadanos y Podemos apuestan por el PSOE para futuros pactos, pues el partido de Rivera manifiesta “más afinidad” con los socialistas y Podemos asume que la fuerza tradicional de izquierda será su principal interlocutor. Miriam Ruiz desvela en ABC que Podemos admite que el partido de Albert Rivera, «un líder muy inteligente y un gran comunicador político», les «complica la partida». Respecto a Andalucía, Lourdes Lucio destaca en ABC que el electorado castigará el bloqueo.

Análisis del Discurso de Investidura de Susana Díaz | Parlamento de Andalucía

Susana Díaz presenta las líneas principales de su programa de gobierno

Lunes, 4 de mayo de 2015

Discurso investidura Susana DíazDurante la sesión de investidura celebrada en el Parlamento de Andalucía el 4 de mayo, la candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía por el Partido Socialista, Susana Díaz, presentó las líneas principales de su programa de gobierno, confiando en recibir el apoyo suficiente de la cámara para liderar el ejecutivo regional. Los temas principales tratados por Díaz han sido las siguientes:

1. Corrupción política y participación ciudadana
Díaz anunció que uno de los pilares de su acción de gobierno va a ser la lucha contra la corrupción y la mejora de las instituciones democráticas de Andalucía. Sobre esta materia anunció entre otras las siguientes iniciativas:

Creación de una oficina de prevención del fraude y la corrupción para detectar y denunciar malas prácticas, con legitimación para incoar procedimientos administrativos, así como para denunciar ante el Ministerio Fiscal.
• Aprobación de una Ley de buen gobierno y del estatuto de altos cargos de la Administración, incluyendo un código ético y un estricto régimen de incompatibilidades. Entre las incompatibilidades Díaz propuso que la posesión del acta de diputado autonómico sea incompatible con el ejercicio de profesiones privadas.
• Reforzar la normativa para evitar las puertas giratorias.
• Avanzar en la eficiencia y control de los fondos públicos mediante la aprobación de una ley andaluza de subvenciones.
Díaz también anunció que quiere atender y dar cabida a las ansias de participación cada vez mayores de la gente, que ya no se conforma con votar una vez cada cuatro años. En este ámbito presentó las siguientes medidas:
• Aprobación de una ley de participación ciudadana para desarrollar instrumentos de participación.
• Creación de un portal de gobierno abierto y de una oficina ciudadana en el Parlamento de Andalucía, con presencia física en la cámara y online.
• Fijar la elección de candidatos a la presidencia de la Junta por elecciones primarias dentro de las formaciones políticas.
Además de estas medidas, que se encuentran en el marco de las competencias autonómicas, Díaz también afirmó que pretende buscar un acuerdo de todos los grupos políticos para solicitar del gobierno central lo siguiente:
• Creación de un registro público estatal que centralice las iniciativas de transparencia.
• Reforma del Código Penal para ampliar el plazo de prescripción de los delitos relacionados con la corrupción y que la responsabilidad patrimonial de aquellos que los cometan sea imprescriptible.
• Reformar la legislación para que las alcaldías, presidencias de las Comunidades Autónomas y la propia presidencia del Gobierno sean elegidas con un sistema de segunda vuelta si un candidato no alcanza la mayoría absoluta en una primera votación.
Modificar el sistema electoral para introducir las listas desbloqueadas.

2. Política económica y lucha contra el desempleo
Un segundo objetivos prioritario para Susana Díaz es combatir el desempleo y la generación de puestos de trabajo estable y de calidad. La parlamentaria socialista apuntó que las perspectivas para 2015 son buenas para el empleo, pero precisó que es necesaria una “política económica y presupuestaria equilibrada” y “replantearse el modelo productivo de la región” para crear empleo de calidad y conseguir “una recuperación sólida y justa”. “Hay que crecer más para repartir mejor”, concluyó Díaz. En relación a la política económica algunos de los compromisos anunciados fueron los siguientes:

• Implementación de políticas de fomento de la cultura emprendedora y del valor de la innovación para conseguir un tejido productivo que aporte alto valor añadido.
• Diseño de un sistema de apoyo al emprendimiento con la aprobación de una ley de emprendimiento en Andalucía e introduciendo los valores del emprendimiento en el sistema educativo.
• Consolidación y expansión de la red de centros de apoyo al desarrollo empresarial en las universidades públicas andaluzas.
Apoyo al trabajo autónomo mediante una fiscalidad más moderna, garantizando un fácil acceso a la financiación y con una progresiva equiparación de prestaciones y derechos sociales con los trabajadores asalariados.
• Introducción de deducciones e incentivos fiscales por la creación de empleo y la inversión en I+D+i.
Reforma de la ley de tasas y precios públicos de Andalucía para simplificar y modernizar el sistema y hacerlo más ágil y eficaz.
• Eliminación de barreras de entrada, simplificación de regulación económica y de procesos administrativos, garantizando que la apertura de un negocio se pueda hacer en un solo trámite, con un plazo máximo de dos días y sin coste.
• Fortalecer el tejido empresarial mediante el apoyo a PYMEs en su financiación e internacionalización para conseguir empresas de mayores dimensiones, puesto que actualmente solo el 4,5% de las empresas andaluzas tiene más de 10 trabajadores.
• Conseguir que las exportaciones de las empresas andaluzas superen el 20% de PIB de la región.
• Creación de una entidad pública de crédito de Andalucía para facilitar el acceso a crédito de las PYMEs.
• Planes de retorno del talento con becas para prácticas para los mejores estudiantes en multinacionales, becas de movilidad exterior, etc. con el objetivo de que los jóvenes formados puedan encontrar trabajo en Andalucía.
• Fomentar el acuerdo y el diálogo con los actores sociales.

Hablando de su política económica, Díaz avanzó sus propuestas de gobierno respecto a algunos sectores productivos concretos:

Sector energético
• Conseguir que el 20% del consumo de energía primaria sea de fuentes renovables y reducir en un 10% la emisión de gases de efecto invernadero.
• Fomento del autoconsumo

Economía digital
• Extender la aplicación de la economía digital de manera transversal a todos los sectores productivos.
• Conseguir un 100% de cobertura de banda ancha y 4G en todo el territorio y que el 85% de los andaluces opere con Internet en su actividad diaria.
• Impulso del sector TIC y de infraestructuras de telecomunicaciones.

Turismo
• Aprobación de un Plan general de turismo sostenible, convirtiendo a la industria turística en el aliado clave para el desarrollo sostenible.
• Aprobación de planes específicos contra la estacionalidad turística, modernizando y revalorizando la planta hotelera con un “plan renove” vinculado también con proyectos europeos.
• Impulsar una alianza andaluza por el turismo para promover medidas que aporten estabilidad al sector.

3. Gasto público y eficiencia presupuestaria
• Aprobación de un plan de inversiones estratégicas de Andalucía para garantizar que los proyectos viables tenga la financiación adecuada.
• Reforzar el papel del sistema portuario andaluz.
• Desarrollar el plan de áreas logísticas, mejorando las interconexiones entre puertos y áreas logísticas.
• Introducción de medidas de reforma de la Administración pública para hacerla más eficiente, dinámica y transparente.
• Aprobación de un Plan de eficiencia del sector público con medidas de ahorro e introduciendo mecanismos de subasta para la compra de determinados bienes. También se pondrán en marcha sistemas de ventanilla única.
• Reducir un 10% el número de altos cargos y de personal eventual contratado.

4. Políticas sociales y estado del bienestar
La defensa del sistema de protección social y del estado del bienestar ha sido otro de los temas fundamentales tratados por Susana Díaz en su discurso de investidura. Así, ha manifestado que uno de los objetivos clave de su gobierno va a ser el “rescate ciudadano”, de manera que se vincule el desarrollo económico al bienestar de las personas.

Educación
• Ofrecer más y mejor educación garantizando el éxito escolar de todos los andaluces y la excelencia de la educación.
• Impulsar la formación profesional, incrementando el reconocimiento social de estos estudias. Mejorar la calidad de su oferta y aumentar el número de alumnos que optan por esta salida. Se traducirá en la tramitación de una ley de formación profesional de la región.
• Reforzar los consejos escolares y su papel en los centros docentes.
• En materia de idiomas, impulsar el conocimiento del inglés, ampliar el número de centros bilingües y poner en marcha un plan estratégico 2015-2020 que implante la enseñanza de dos lenguas extranjeras en toda la oferta educativa.
Aumento de la inversión pública en educación, alcanzando la media europea.

Sanidad
Díaz calificó la sanidad como “un derecho, no un negocio” y la valoró como “una conquista social irrenunciable”. Para proteger el sistema sanitario público andaluz, Díaz comunicó las siguientes medidas:
• Aprobación de una ley de garantía de la sostenibilidad del sistema sanitario, que consolide la titularidad pública del sistema y garantice su universalidad, blindando el sistema de las privatizaciones.
• Reducir a 90 días el plazo máximo de respuesta quirúrgica para los enfermos cardíacos.
• Fortalecer el sistema de atención primaria y de urgencias, con nuevas contrataciones.
• Fomento y promoción de la investigación biosanitaria, ya que Andalucía tiene centros de investigación de primer nivel.
• Impulsar programas de detección precoz de enfermedades.

Dependencia
• Promover un pacto de Estado para la aplicación de la Ley de dependencia, que garantice unos servicios adecuados y de calidad con una financiación suficiente y adecuada.
• Elaboración de un Plan andaluz de la promoción de la autonomía personal para trabajar por la independencia funcional de las personas.
• Elaboración de una ley que desarrolle los derechos de las personas con discapacidad en la que se garanticen viviendas para su autonomía personal.

Servicios sociales
• Aprobación de una ley de servicios sociales de Andalucía orientada a la creación de un verdadero sistema integrado de protección social universal, con prestaciones garantizadas, servicios profesionales y de alta calidad.
• Elaboración de una carta de derechos y deberes de los usuarios del sistema de protección social.
• Aprobación de una ley de protección y atención a los colectivos más vulnerables para garantizar la prestación de los servicios esenciales de luz y agua.
• Implantación de una renta universal básica.

Créditos hipotecarios y vivienda
• Aprobación de una ley de protección de los consumidores en la contratación de créditos hipotecarios, obligando a que las entidades incluyan en sus contratos de créditos hipotecarios su adhesión al sistema arbitral de consumo y al sistema de mediación, favoreciendo acuerdos que permitan mantener el uso de la vivienda frente al desahucio.
• Impulsar medidas para dinamizar el mercado de viviendas e incluir las viviendas vacías.
• Fomento del arrendamiento con ayudas para el alquiler y apertura de una línea de ayudas para la rehabilitación de viviendas y mejora de su sostenibilidad.

Cultura

• Recuperar una consejería específica de cultura.
• Aprobación de una ley de mecenazgo con incentivos fiscales y deducciones.
• Reforma de la ley del cine, del sector audiovisual y de las artes escénicas.

Susana Díaz finalizó la presentación de su programa de gobierno mostrando su disposición a “enriquecerlo” con las propuestas de otros grupos parlamentarios, pese a que puntualizó que muchos de sus anuncios ya coinciden con peticiones y demandas de formaciones rivales. Díaz añadió que es la única candidata que ha obtenido “apoyo mayoritario” para gobernar e instó al resto de grupos a facilitar su investidura “por activa”, apoyando su candidatura, “o por pasiva”, con la abstención. “Permitan que Andalucía cuente con un gobierno de inmediato, y me comprometo a gobernar con el diálogo y buscando el acuerdo desde el compromiso con nuestra tierra y nuestros ciudadanos”, terminó Díaz.

Carrera hacia las municipales

Pistoletazo de salida de las municipales y autonómicas

El Partido Popular presentó sus programas marco y sus candidatos a las elecciones autonómicas y municipales, acto en el que Mariano Rajoy dio continuidad al argumento de estabilidad política y recuperación económica. Comienza así el pistoletazo de salida en el que los candidatos a las municipales y autonómicas ya se han puesto en marcha, registrando sus propias listas en las Juntas Electorales Provinciales. Mientras tanto, los populares se lanzan a por los votos más conservadores de la mano de la reforma de la Ley del aborto, en estos momentos en tramitación en el Congreso de los Diputados.

Conferencia Municipal PSOE 2015También el PSOE celebró una importante cita el pasado fin de semana, la Conferencia Municipal, en la que los socialistas apostaron por resaltar la idea de municipios fuertes, si bien finalmente la Conferencia Municipal giró en torno a la carrera a la Presidencia del Gobierno, en la que Pedro Sánchez se ha visto respaldado por importantes figuras como Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero y Ángel Gabilondo.

 El PSOE celebra su Conferencia Municipal. Anabel Díez explica en El País que tras la Conferencia Municipal del pasado fin de semana el PSOE se presenta como garante del “cambio seguro” frente a las promesas de los partidos nuevos. Luis Ángel Sanz revela en El Mundo que las palabras de apoyo de Felipe González a Pedro Sánchez suponen un “chute” de liderazgo frente a Susana Díaz. Gabriel Sanz también destaca en ABC el apoyo que recibe Sánchez de González para ser candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno.

El PP presenta los candidatos y el programa marco a las elecciones autonómicas y municipales. Sara Medialdea destaca en ABC que algunos barones territoriales abrieron el debate sobre la conveniencia de los pactos y la necesidad ocupare el espacio del centro político. Por el contrario, Marisol Hernández opina en El Mundo la unidad de dicha convención en la que Rajoy aboga por la experiencia y la cualificación de su partido frente a la insolvencia de otras formaciones. Javier Casqueiro apunta en El País que Mariano Rajoy no ha variado ni va a variar su guion electoral en la clausura de la convención: minimizar la importancia de nuevos partidos y promover al máximo el aval de su experiencia.

Unidad y recuperación económica en la Junta Directiva Nacional

El Partido Popular celebra su Junta Directiva Nacional después de dos años sin convocarla

Junta Directiva NacionalEsta semana el Partido Popular ha celebrado su Junta Directiva Nacional después de dos años sin convocarla. Mariano Rajoy ha exigido unidad tras las divergencias surgidas en el seno del partido por la falta de actuación tras la derrota electoral en Andalucía. Tal ha sido la unidad que Rajoy ha hecho gala de la estructura presidencialista del PP en la que algunos miembros se han quedado sin voz, al no poder replicar y expresar su opinión tras el discurso. Discurso categórico basado en la idea de que la recuperación económica seguirá siendo la baza que llevará al partido a la victoria. De hecho, los populares se han puesto “manos a la obra” y esta semana se han sucedido entrevistas en varios medios en los que Álvaro Nadal y Mariano Rajoy han explicado los logros económicos. El inmovilismo al que acostumbra Rajoy no prevé próximos cambios en la Ejecutiva, tal y como algunos han pedido tras la Junta Directiva Nacional.

El 16 de abril se constituirá el Parlamento andaluz y dentro del plazo de quince días desde la constitución del Parlamento se celebrará la investidura, acto en el que el Parlamento aceptará al nuevo presidente de la Junta. En vísperas de dichas citas, las negociaciones se vuelven ásperas, y se están midiendo las fuerzas entre apoyar a Susana Díaz y favorecer la estabilidad o votar en contra a pesar del coste político que ello supondría.

Cabe también destacar el último barómetro del CIS, que desvela que el 22,1% de los encuestados se sitúa en el centro político, mientras que el 5,5% en la izquierda, y tan solo un 1,1% en la derecha.

1. El PP celebra su Junta Directiva Nacional. Mayte Alcaráz opina en ABC que tras la Junta Directiva Mariano Rajoy ha apelado a la unidad y ha decidido “lavar los trapos sucios en casa”, y revela además que Rajoy realizará ajustes en la dirección del partido tras los comicios de mayo. Por su parte, Javier Casqueiro explica en El País que el presidente de los populares reclama a los candidatos que no oculten las siglas del partido en sus campañas y defiende que el éxito electoral vendrá de explicar la recuperación económica. Marisol Hernández defiende la misma tesis en El Mundo, diciendo que Rajoy dedicó la mayor parte de su intervención a intentar convencer de nuevo a su partido de que con el cambio de la situación económica va a ser suficiente para volver a ganar las elecciones.

2. Arduas negociaciones en el PSOE andaluz. José Calvo opina en ABC que Susana Díaz podría estar cerrando un acuerdo con Podemos para su permitir su investidura, hecho que de ser cierto, expondría la incongruencia de Podemos: cerrar tratos con “la casta”. En la misma línea, Antonio Jesús Mora explica en El País la petición por parte de los socialistas para que los partidos abandonen sus “líneas rojas”. Carmen Torres revela en El Mundo que para que ni Ciudadanos ni Podemos carguen con la responsabilidad política de hacer presidenta a Susana Díaz con su voto a favor, el PSOE intentará convencerles de que ambos se abstengan.

Negociaciones en la investidura de Susana Díaz

El PSOE vive actualmente varios momentos delicados

Negociaciones en la investidura de Susana DíazEl PSOE vive actualmente varios momentos delicados. Por una parte, Susana Díaz vive las negociaciones para su apoyo en la investidura, difícil por las condiciones del resto de partidos, si bien Díaz se muestra optimista. Por otra parte, Ángel Gabilondo, candidato a la Comunidad de Madrid, que ha comenzado a dar sus primeros pasos hacia la campaña presentando esta semana a los integrantes que irán en su lista. Y por último, esta semana Susana Díaz ha evitado dar su respaldo a Pedro Sánchez en el futuro proceso de primarias dentro del PSOE que determinará el candidato a la Presidencia del Gobierno, por lo que deja la puerta abierta a apoyar a otros candidatos.

El Partido Popular todavía no ha reaccionado frente a la debacle electoral sufrida en Andalucía, y algunos barones no solo piden autocrítica sino que van más allá, presionando a Mariano Rajoy para que tome medidas concretas para corregir errores, bien en su estrategia, bien en su equipo. Mientras tanto, Esperanza Aguirre continúa marcando su propia línea dentro del partido, tanto en las tertulias como con el fichaje del economista Daniel Lacalle, que no es afín a la política económica del Gobierno.

Negociaciones en la investidura de Susana Díaz. Álvaro Carvajal explica en El Mundo que Podemos ha tenido su primera disputa interna con un enfrentamiento entre la dirección nacional y la dirección andaluza en el que finalmente la primera ha rebajado sus exigencias para permitir la investidura de Susana Díaz. Antonio Jesús Mora opina en El País que los socialistas se muestran bastante optimistas en la investidura de Díaz, pese a las condiciones exigidas por el resto de los grupos y apelan a la «responsabilidad» para conseguir estabilidad. Antonio Rodríguez sostiene la misma tesis en ABC y destaca las declaraciones de la secretaria de Coordinación de Podemos, Ángela Ballester, al decir que no había «líneas rojas» en la negociación con el PSOE.

La estrategia del PP en las próximas elecciones autonómicas y municipales. Marisol Hernández revela en El Mundo que los candidatos autonómicos y municipales del PP de las elecciones de mayo apostarán por campañas personales y mensajes propios para intentar contrarrestar el desgaste de la marca y el escaso reconocimiento en la calle de la mejora de la situación económica. Isabel San Sebastián opina lo mismo en ABC, y dice que en las próximas elecciones municipales y autonómicas los candidatos del PP serán «de marca blanca», al apostar por sus propios nombres y balances de gestión, relegando a un segundo plano las siglas de un partido que ha dejado de sumar. Manuel Valiño explica en Voz Populi que gracias a las últimas medidas anunciadas por el ministro de Sanidad y Asuntos Sociales, Alfonso Alonso, el PP hace un guiño social y entra de lleno en la campaña del 24-M.

Reacciones tras las elecciones andaluzas

Analizamos los resultados

Gráfico resultadosEl pasado domingo la candidata socialista Susana Díaz ganó las elecciones a la Junta de Andalucía con el 35% de los votos y 47 de los 109 escaños. Estos datos legitiman y reafirman su liderazgo, si bien hay que destacar la pérdida de aproximadamente 125.000 votos del PSOE andaluz. La debacle que las encuestas pronosticaban al Partido Popular se ha materializado en estas elecciones, y en este sentido, tanto medios de comunicación como dirigentes populares destacan la necesidad de autocrítica por parte de Mariano Rajoy. La recuperación económica incuestionable incluso por parte de la oposición, no parece ser motivo suficiente para conectar con electorado. El bipartidismo recibe su segundo aviso tras las elecciones europeas debido a la fuerte irrupción de Podemos y Ciudadanos, aunque no hay que olvidar que PP y PSOE siguen sumando 80 de los 109 diputados dentro del Parlamento andaluz. El trasvase de votos (en términos generales) del PSOE a Podemos y del PP a Ciudadanos determinará la estrategia de socialistas y populares para recuperar a sus votantes de cara a las municipales y autonómicas.

  1. Susana Díaz gana las elecciones en Andalucía. Carmen Torres explica en El Mundo que tras su victoria, Susana Díaz compareció con un discurso de mujer de estado muy distante de la campaña electoral personalista. Lourdes Lucio destaca en El País que Susana Díaz gobernará en solitario con acuerdos puntuales con la oposición. En este sentido, José Calvo vaticina en ABC que Susana Díaz tendrá un gobierno marcado por la inestabilidad.
  1. Batacazo electoral del PP en Andalucía.Jaime González escribe en ABC que el fracaso del Partido Popular andaluz es fruto del deterioro que sufre la marca PP, que ha perdido su capacidad de “seducción” entre sus bases. Sin embargo, Miguel González opina en El País que Mariano Rajoy “se pone la venda antes de la herida”, pues el presidente de los populares ha negado que el resultado de las andaluzas sea extrapolable a las generales. Por su parte, Marisol Hernández esgrime en El Mundo que Mariano Rajoy rechazó hacer autocrítica en la reunión posterior de la dirección del partido.
  1. Partidos minoritarios tras las elecciones andaluzas. Luis Jaramillo dice en ABC que los resultados de Ciudadanos en Andalucía han supuesto una inyección moral para el partido.Fernando Garcíaescribe en la Vanguardia que la cosecha de votos en el feudo socialista ha quedado muy alejada de las expectativas que barajaban los responsables de Podemos. Segundo Sanz afirma en Voz Populi que Podemos ha derrocado a Izquierda Unida como alternativa de izquierdas.

Concluye la campaña para las elecciones andaluzas

¿Cómo han evolucionado los candidatos?

Candidatos a la Junta de Andalucía1. Giro en la estrategia del PP andaluz. Sebastián Torres afirma en El Mundo que tras el último debate en TVE la estrategia de Juan Manuel Moreno Bonilla ha dado un giro radical. Ya no es ni la corrupción, ni el paro ni la sanidad ni la educación. Las salidas de tono de Susana Díaz se ha convertido en un arma inesperada en la que el PP advierte: “elegir entre la humildad o la soberbia”. Lourdes Lucio apunta en El País que el PP ha pasado del enfrentamiento directo con el PSOE al enfrentamiento directo con los partidos pujantes, véase Ciudadanos y Podemos. Por su parte, Curri Valenzuela desvela en ABC que al PP andaluz le hubiera venido muy bien para la campaña andaluza que el Consejo de Ministros aprobara el decreto ley de reforma integral de la formación a desempleados que está elaborando la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. Pero la oposición de la CEOE lo ha impedido, por lo que negocian a contrarreloj para aprobarlo en el Consejo de Ministros de este viernes, justo al término de la campaña electoral andaluza.

2. El sprint final de Susana Díaz. Isabel Morillo explica en El Confidencial que en la agenda del sprint final de campaña de la candidata socialista está el recorrerse las grandes ciudades acompañada de los alcaldes y también los barrios obreros de las capitales. Lourdes Lucio señala en El País que el Plan de Empleo Rural (PER) destinado a los pequeños pueblos agrícolas de Andalucía sigue siendo la fortaleza del PSOE en esta comunidad. Además, opina que Susana Díaz desacredita las recetas de Podemos y le acusa de ocultar su programa electoral. Por el contrario, Edurne Uriarte escribe en ABC que tras las elecciones andaluzas es posible la formación de un frente de izquierdas entre PSOE, Podemos e Izquierda Unida.

3. Partidos minoritarios en las elecciones andaluzas. Juan Borrero explica en ABC que las futuras alianzas son una incógnita sobre las que las formaciones políticas rehúyen pronunciarse en la recta final del proceso electoral, si bien destaca que el PSOE apunta a un futuro pacto con Izquierda Unida. Luis Barbero apunta en El País que tras años de crisis, ajustes y austeridad, el cuerpo electoral de Andalucía se escora aún más a la izquierda, en referencia al PSOE, IU y Podemos, que compiten compite directamente en el segmento del electorado progresista. Por el contrario, Esther Esteban opina en El Mundo que Ciudadanos tendrá la llave de la gobernabilidad en Andalucía y que en ningún caso buscará pactos postelectorales con Susana Díaz mientras siga apoyando a Cháves y Griñán. Álex Gubern titula lo mismo en ABC: “Rivera descarta que Ciudadanos entre en un gobierno de coalición en Andalucía” y señala también que será “el partido palanca”.