INFLUENCIA LEGÍTIMA

Aguirre-Cifuentes

El tándem del PP en Madrid

1. El PP nombra a sus candidatas a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid. Adrián Delgado afirma en ABC que Íñigo Henríquez de Luna, el recién elegido director de campaña de los populares madrileños, cuenta con una sobrada experiencia municipalista. Será el encargado de coordinar los equipos electorales de Esperanza Aguirre y de Cristina Cifuentes, y es visto ya como la “mano derecha” de Aguirre, que en caso de ganar las elecciones se convertiría en su número dos. José Marcos comparte la misma tesis en El País, diciendo que Henríquez de Luna es un reconocido “aguirrista”, y que con este movimiento Esperanza Aguirre toma posiciones frente a Rajoy al constituir un equipo electoral a su medida. Por su parte, Marisol Hernández escribe en El Mundo que la designación de Esperanza Aguirre como candidata al Ayuntamiento es una estrategia de Rajoy para apartarla de la presidencia del PP de Madrid.

2. La estrategia de Susana Díaz. Carmen Torres explica en El Mundo que Susana Díaz apeló en el debate televisivo al discurso del miedo a la derecha, a sus orígenes humildes y se apropió de los logros en competencias autonómicas. Añade además que la campaña de Susana Díaz está centrada en los municipios de 20.000 habitantes, donde se logran las mayorías absolutas. Lourdes Lucio sostiene la misma opinión en El País y destaca el clásico “puerta a puerta” de Susana Díaz tras recorrer varias localidades andaluzas. Manuel Marín desvela en ABC que en el caso de que Díaz aceptase ser investida con el apoyo del PP, desautorizaría el criterio de Pedro Sánchez y regalaría argumentos a Podemos y a Ciudadanos por la llamada “casta del bipartidismo”.

3. El crecimiento de Ciudadanos. Álvaro Carvajal revela en El Mundo la constitución de un “comité de pactos” para analizar cualquiera de los acuerdos que puedan sucederse en los próximos meses en los distintos niveles: municipal, autonómico, y el que pudiera resultar tras las próximas elecciones generales. Luis Barbero afirma en El País que incluso el PP reconoce un trasvase de votos a Ciudadanos, pero que pero no ha sido hasta hace dos meses cuando ha empezado a cundir de verdad la preocupación. José Antonio Segurado alaba en ABC las cualidades de su líder, Albert Rivera, que lo califica como un magnífico orador y con una frescura de ideas con las que es fácil coincidir. Así lo demuestran las tres últimas encuestas realizadas por Metroscopia sobre intención de voto en caso de inminentes elecciones generales: la publicada el 11 de enero daba un 4,6% de los votos a Ciudadanos; la publicada el 6 de febrero le daba un 12,2% y la publicada el 9 de marzo un 18,4%.