INFLUENCIA LEGÍTIMA

Claves políticas del adelanto en Andalucía

¿Cuáles son los motivos reales?

El pasado lunes 26 de enero la presidenta de Andalucía y del PSOE-A Susana Díaz anunció la convocatoria anticipada de elecciones al 22 de marzo de 2015, prevista para 2016. Esto ha supuesto la disolución del hasta ahora Parlamento andaluz, y el nuevo Parlamento andaluz que resulte tras las elecciones tendrá su primera sesión constitutiva el 16 de abril. Díaz ha justificado el adelanto en el “giro radical” de Izquierda Unida desde que Alberto Garzón fue elegido como candidato a las elecciones generales. Sin embargo, esta ruptura del gobierno de coalición IU-PSOE denota la confianza que Susana Díaz tiene en sí misma tanto para gobernar en solitario Andalucía como para ser candidata frente a Pedro Sánchez para las elecciones generales. Por su parte, Pedro Sánchez evita rivalidades y ha apoyado dicho adelanto electoral, si bien su liderazgo sigue viéndose mermado por la popularidad de Susana Díaz. Con este adelanto la presidenta andaluza consigue tres objetivos: (i) nombrar a varios de sus consejeros miembros de la Diputación Permanente, cuya condición de aforados impide que sean llamados a declarar ante los tribunales por el llamado “caso de los ERE” (ii) aprovechar la debilidad mediática del candidato popular Juan Manuel Moreno Bonilla (iii) ganar margen de tiempo dada la falta de estructura y equipo que Podemos tiene en Andalucía.

En cuanto al Partido Popular, la Convención Nacional celebrada el pasado fin de semana ha mostrado a un PP más unido que nunca, centrado a partir de ahora en hacer una comunicación más eficaz de sus logros en materia económica, dirigidos por un lado al electorado y por otro a sus alcaldes, para que ellos mismos lo transmitan a sus ciudadanos.