INFLUENCIA LEGÍTIMA

Las tres claves de la legitimidad social en el sector farma antes de las elecciones

¿Cómo construimos la legitimidad social?

Las oficinas de farmacia  son un colectivo particular dentro del ecosistema sanitario. Tienen un doble rol de agente económico, en tanto en cuanto son pequeños empresarios, y agente social, que interactúa y ofrece servicios asistenciales a los pacientes, más allá de venderle un medicamento. Sin embargo, no tienen la representatividad que les correspondería, ni por el número que son (22.000 agentes) ni por el rol clave que juegan en la cadena del sistema socio-sanitario. ¿Por qué? Las razones son diversas y no nos detendremos en eso ahora, porque lo que nos interesa en este caso es analizar cómo contribuir a que estos stakeholders puedan maximizar su legitimidad social para defender sus intereses ante la Administración y los poderes públicos.

  1. Fomentando el debate inclusivo

La sostenibilidad del sistema sanitario es un debate recurrente que se enfoca desde muchos puntos de vista…pero rara vez se tiene en cuenta la perspectiva de las oficinas de farmacia. Sin embargo, estos actores, en los últimos cinco años, han visto cómo el esfuerzo de contención del gasto público sanitario ha venido en gran medida por la reducción del peso de las recetas del SNS en el conjunto del gasto sanitario (del 20,8% al 14,9% en 2013) y han sufrido una fuerte contracción del volumen de negocio.

Es esencial que el debate incluya a este colectivo, por lo que, ante la inminencia de las elecciones generales, y aprovechando la predisposición y el interés que muestran los partidos políticos en este contexto, la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), organizó un encuentro para propiciar este debate. Al adoptar un enfoque proactivo e impulsar el debate por sí misma, la patronal se aseguró que la conversación habitual sobre sostenibilidad del sistema sanitario incluyera la perspectiva de la prestación farmacéutica. Elegir el momento adecuado y actuar de impulsor del debate son dos claves fundamentales para conseguir visibilidad y poder interactuar con los agentes del ecosistema.

  1. Aportando datos

La legitimidad requiere de una credibilidad y de una solvencia que permita justificar las posiciones. Frente a la corriente que defiende que basta con hacer ruido y ser conocidos en un sector / ecosistema / debate, en Vinces proponemos que la única manera de defender los intereses de un stakeholder de manera efectiva es con una argumentación metódica, sólida y amparada en datos.

Vinces ha realizado, a lo largo de los últimos dos años, sendos informes para FEFE; uno sobre el sistema retributivo de las oficinas de farmacia (2014) y otro sobre los nuevos retos asistenciales y competitivos de las oficinas de farmacia (2016).  Ambos se han realizado con el objetivo de arrojar luz sobre el modelo de oficina de farmacia y responder a los planteamientos que desarrollan grupos de interés, organismos públicos o portavoces políticos que no se corresponden bien con la realidad de este colectivo. Solo con información y datos rigurosos se puede enriquecer el debate y aportar argumentos sólidos que puedan inclinar la balanza a favor de una u otra opción de políticas públicas.

Armado con estos argumentos, un stakeholder puede defender sus intereses en cualquier foro y situación. En este sentido, el periodo pre-electoral es un momento importante ya que es cuando los partidos llevan a cabo una reflexión más profunda sobre las políticas públicas que van a defender e impulsar en caso de gobernar, por lo que es una buena oportunidad para presentarse ante estos y ponerse a su disposición como expertos que les pueden aportar ideas y soluciones.

  1. Asegurando la continuidad

En el caso que nos ocupa, el encuentro que  organizó FEFE con los representantes políticos es solo la primera piedra. Tras esta primera toma de contacto, la patronal deberá hacer un seguimiento de los programas electorales, emplazar a estos mismos políticos a un encuentro individual tras las elecciones, y seguir aportando conocimiento y una reflexión compartida sobre la prestación farmacéutica; en definitiva, seguir trabajando y proponiendo soluciones sobre la sostenibilidad del sistema sanitario y la prestación farmacéutica, para convertirse en un actor relevante y necesario en el ecosistema.

La legitimidad social ha de construirse con acciones integradas en un plan estratégico que se desarrollen a lo largo de un periodo de tiempo; solo así se podrá ejercer la influencia legítima necesaria para defender los intereses de un colectivo.

En Vinces construimos la capacidad de representación e influencia de una patronal con la suma de tres legitimidades: La Legitimidad social, la legitimidad regulatoria y la legitimidad política.