INFLUENCIA LEGÍTIMA

Arias Cañete, nombrado Comisario de Clima y Energía

La prensa española se pronuncia

Arias Cañete, nombrado Comisario de Clima y Energía. Marisol Hernández sostiene en El Mundo que Miguel Arias Cañete tendrá que hacer frente a la desaprobación de los eurodiputados por sus comentarios sexistas y al conflicto de interés que genera su posesión de acciones en dos empresas petroleras. Daniel Forcada opina lo mismo en El Confidencial, y añade además que los socialistas «se lo van a poner difícil», y que serán muy exigentes con él. Antonio Cerrillo comparte esta tesis, y dice en La Vanguardia que el nombramiento de Arias Cañete está siendo un «campo de minas». Sin embargo, Eduardo Suárez explica en El Mundo que Pedro Sánchez no descarta votar a favor de la nueva Comisión Europea, y añade además que los socialistas europeos marcan distancias con la decisión de Pedro Sánchez de no respaldar a la nueva Comisión Europea.

Pedro Sánchez anuncia oficialmente su candidatura para las primarias de 2015. Así lo hizoen el Comité Federal el 14 de Septiembre. En opinión de Anabel Díez en El País, su candidatura a la presidencia del Gobierno se advierte como segura, puesto que no es verosímil que surja otro candidato dentro del PSOE. Antonio Maeso afirma en El Confidencial será «poner los puntos sobre las íes» a los temas más candentes de la política nacional, en respuesta al espectacular crecimiento de Podemos. Sin embargo, Edurne Uriarte en ABC opina que Pedro Sánchez tiene un problema dentro de su partido: el de aquellos miembros que quieren continuar con la estrategia populista de Rubalcaba.

El panorama catalán tras la Diada del 11-S. Sara de Diego opina en El Confidencial que los partidos políticos catalanes pro consulta hacen tras la Diada un sprint final para convencer al pueblo, utilizando la imagen de personajes públicos. Por su parte, Miquel Noguer dice en El País que el Gobierno catalán insiste en proyectar una imagen de cohesión en torno al anhelo independentista. Y Álex Sàlmon, asegura en El Mundo que el problema más grave que tiene Rajoy sobre la mesa es cómo gestionar la ilusión de los movilizados por la independencia.