INFLUENCIA LEGÍTIMA

La Diada del 11-S y la reforma de la Ley Electoral

Opinión de los principales diarios

Los partidos políticos catalanes se posicionan antes de la Diada el 11-S. Luis Ángel Sanz afirma en El Mundo que el primer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), Miquel Iceta, defiende el sí de su partido a la ley de consultas catalana. Con respecto al previsible veto del Tribunal Constitucional al referéndum, Maiol Roger dice en El País que la postura de CiU es respaldar la legalidad. Por su parte, Oriol Junqueras, líder de ERC, se mantiene a cubierto, dice Isabel García Pagán en La Vanguardia. Sin participar de este fuego cruzado, lanza mensajes que buscan marcar los pasos más allá del 9-N: apuesta por la desobediencia civil en el caso de que el TC acabe por impedir la consulta. De otro lado, el presidente de Ciutadans, Albert Rivera, reivindica una Diada de todos y no del separatismo, convocando un acto «por la convivencia y por la unión».

Pedro Sánchez se estrena como líder de la oposición en la sesión de control al Gobierno. Ángel Collado analiza en El Confidencial la primera intervención del presidente del Grupo Parlamentario Socialista, como una oposición «ciudadana», dirigida a defender los intereses de los españoles. Carmen Remírez de Ganuza califica en El Mundo el debate con Mariano Rajoy como tranquilo, sosegado y cordial; mientras que Fernando Garea dice en El País que no ha habido ni un segundo de tregua entre uno y otro. Pedro Sánchez tocó el tema de la reforma de la Ley Electoral, cuya actitud, opina Anabel Díez en El País, no es conciliadora. Argumenta que aunque el PSOE tiene una amplia doctrina en la elección directa de alcaldes, no participará en un cambio de esta naturaleza porque haría muy difícil los pactos para gobernar en las alcaldías.

Reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. Anabel Díez dice en El País que el PP no tiene una decisión firme tomada sobre si dará el paso de aprobar su reforma de la Ley Electoral en solitario. Anabel Díez sostiene que los alcaldes y dirigentes regionales presionan a Rajoy con la idea de que el beneficio —mantener el poder, reforzar el bipartidismo y evitar el ascenso de partidos como Podemos y la inestabilidad política— es mayor que el coste. Paloma Cervilla explica en ABC que la renuncia de Ana Botella a presentarse como candidata a la alcaldía de Madrid deja las manos libres a Rajoy para decidir sobre la persona que encabezará esta lista. De esta manera, concluye Paloma Cervilla, la estrategia de Rajoy consiste en no posicionarse con los posibles aspirantes a alcaldes que considera que no podrán ganar las elecciones regionales y dejar que estos anuncien su abandono. Marisol Hernández desvela en El Mundo los tres nombres que se barajan para la Alcaldía de Madrid: Esperanza Aguirre, Soraya Sáez de Santamaría y Cristina Cifuentes.