INFLUENCIA LEGÍTIMA

¿Qué se hace para no votar el día de Navidad?

En caso de unas terceras elecciones

El pasado 6 de septiembre, la Mesa del Congreso admitió a trámite la Proposición de Ley Orgánica de modificación de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, para reducir la duración de las campañas electorales en los casos de disolución automática de las Cámaras, por aplicación del artículo 99.5 de la Constitución española. Esta propuesta fue presentada por el Grupo Parlamentario Mixto a iniciativa de los dos Diputados de Unión del Pueblo Navarro, aunque hay noticias de que otras Proposiciones de ley en el mismo sentido podrían registrarse en próximas fechas.

La finalidad de esta iniciativa es la modificación de la referida norma para reducir alguno de los plazos (la iniciativa de UPN en concreto consiste en reducir a la mitad la duración de la campaña electoral) y evitar así la celebración de unas eventuales terceras elecciones el 25 de diciembre. Al margen de potenciales problemas de la modificación en sí misma, caso por ejemplo del plazo para ejercer el voto por correo, previamente va a requerir una tramitación exprés por cuanto las Cortes Generales se disolverían el próximo 1 de noviembre.

¿Y cómo hacemos ese trámite exprés? La vía más rápida es tramitar la iniciativa por urgencia y mediante el procedimiento de lectura única; es decir, con una reducción de los plazos a la mitad (urgencia) y sin pasar por los trámites de ponencia y comisión (lectura única). Así se llevó a cabo por ejemplo la pasada Legislatura la reforma relativa a la justicia universal, que fue admitida a trámite un 24 de enero y publicada en el BOE el 14 de marzo, aunque el procedimiento se utilizó en el Congreso y no en el Senado, que solamente tuvo en cuenta la urgencia. También vivió una tramitación ultrarrápida y bajo los mismos procedimientos, e incluso con alguna peculiaridad procedimental, el Proyecto de Ley Orgánica por la que se hace efectiva la abdicación de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I de Borbón, que fue admitido a trámite por la Mesa el 3 de junio y se publicó en el BOE el 19 del mismo mes.

En principio, en el caso que nos ocupa, los pasos concretos para la reforma de la LOREG serían los siguientes:

Congreso de los Diputados

  • Registrar la iniciativa
  • Calificación por la Mesa del Congreso.
  • Remisión al Gobierno (en funciones) para que manifieste su criterio respecto a la toma en consideración, así como su conformidad o no a la tramitación si implicara aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios.
  • Una sesión plenaria en el Congreso para que se tome en consideración (primera sesión plenaria)
  • Reunión de la Mesa del Congreso para adoptar el procedimiento de urgencia y para solicitar al Pleno, oída la Junta de Portavoces, su tramitación directa y en lectura única. Además, se abre un plazo de enmiendas.
  • Adopción por el Pleno del acuerdo de tramitación directa y en lectura única (segunda sesión plenaria).
  • Aprobación del texto por el Pleno del Congreso de los Diputados y remisión al Senado (tercera sesión plenaria).

Senado

  • Calificación por la Mesa del Senado, apertura del plazo para presentar propuestas de veto (no caben enmiendas) y acuerdo, oída la Junta de Portavoces, para someter al Pleno del Senado su tramitación por el procedimiento de lectura única.
  • Sesión plenaria para acordar la tramitación por el procedimiento de lectura única (cuarta sesión plenaria).
  • Sesión plenaria para la aprobación del texto (quinta sesión plenaria).

Los tiempos apremian y vamos a ver una intensa actividad parlamentaria en las próximas fechas…todo sea por cenar tranquilos en Nochebuena…

La flexibilidad laboral

David Córdova opina sobre las políticas de conciliación

¿Y si la flexibilidad laboral no te hace libre?

Organizar tu jornada laboral y tolerar y respetar tu horario y el de los demás es
básico para que trabajar dónde y cuándo quieras no te esclavice.



Expansion
David Córdova, socio de Vinces –consultora estratégica en asuntos corporativos y de gobierno–, asegura que la flexibilidad laboral nos lleva a ser más responsables de nuestro tiempo y mejores gestores.
Somos los principales perjudicados si no lo hacemos bien”. Cuenta que en el despacho trabajan diez personas y que parte del motivo para retener talento es una política de flexibilidad apoyada en la confianza y la responsabilidad”

Leer artículo completo

Trump estrecha el margen sobre Clinton

Las encuestas se han ajustado. Clinton todavía está en cabeza. Trump puede ganar. Clinton probablemente ganará.

A escasos 50 días para la celebración de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, las encuestas muestran un panorama bastante igualado. En las últimas semanas el candidato republicano ha recortado diferencias, convirtiendo la victoria de Trump en una posibilidad real. Nate Silver, periodista de ESPN y autor del famoso blog FiveThirtyEight, ha sintetizado el escenario electoral actual en cuatro puntos: 1. Las encuestas se han ajustado. 2. Clinton todavía está en cabeza. 3. Trump puede ganar. 4. Clinton probablemente ganará.

La media de los últimos sondeos otorga a la candidata demócrata una ligera ventaja de menos de un punto, con una intención de voto del 44,9%, frente al 44% de Trump. No obstante, para arrojar algo más de luz sobre el estado de la carrera presidencial, debemos fijarnos en los 11 estados clave que van a decantar finalmente el resultado: Florida, Pennsylvania, Ohio, Michigan, Carolina del Norte, Virginia, Wisconsin, Colorado, Iowa, Nevada y New Hampshire. Las encuestas en estos territorios muestran los siguientes resultados:

trumpvshilary

Con estos números, Clinton se convertiría en la próxima presidenta de los Estados Unidos con 293 votos electorales, frente a los 245 que obtendría Trump (recordemos que la mayoría está en 270 votos). Sin embargo, el candidato republicano viene subiendo en las encuestas en los territorios más disputados. Así, Trump supera a Clinton en Florida, Ohio e Iowa, ha conseguido llegar hasta el empate técnico en Nevada y Carolina del Norte y ha recortado distancias en New Hampshire, Colorado, Michigan, Pennsylvania y Virginia.

En palabras de Tim Kaine, candidato demócrata a la vicepresidencia, “la carrera está apretada. […] Pienso que tenemos un camino más claro hacia la victoria y ellos tienen uno más complicado. Pero no podemos dar nada por sentado, porque ha sido una temporada de sorpresas.” En la misma línea, el director de campaña de Clinton, Robby Mook, ha declarado lo siguiente: “Esperábamos que la carrera se apretara. Esperamos que se apriete aún más. […] Va a ser cuestión de pequeños márgenes. Estamos gastando mucho tiempo asegurando nuestros votos”.

Por su parte, la principal estratega de Trump, Kellyanne Conway, ha manifestado que su candidato tiene ahora mismo más empuje y levanta más entusiasmo. “A todo el mundo le gusta un ganador, por lo que la gente está viendo que las encuestas se están ajustando, que estamos por arriba, empatados o dentro del margen de error en prácticamente todas las encuestas en los estados clave, y empiezan a ver que Trump realmente puede conseguirlo”.

En relación con los 11 estados mencionados, cabe resaltar que todos ellos también fueron importantes en las últimas dos elecciones. En 2008, el Presidente Obama ganó en todos ellos, y en 2012 hizo lo mismo en diez, todos excepto Carolina del Norte. El equipo de Clinton es pesimista sobre todo respecto a Ohio e Iowa, donde Trump lidera las encuestas más holgadamente. En Florida, el estado con más votos electorales de los que están en disputa, la situación está muy reñida y resulta muy difícil anticipar quién será el ganador.

La campaña de Clinton, que goza de una ventaja significativa en Pennsylvania, Michigan y Wisconsin y una posición relativamente fuerte en Virginia y Colorado, está poniendo el foco en Carolina del Norte como el territorio crucial para allanar el camino hacia la cifra mágica de 270. Este fue el único gran estado en disputa que ganó Mitt Romney en 2012, pero los sondeos indican que no es una región del todo propicia para Trump. Si el magnate se llevara también Carolina del Norte, además de Florida, Ohio e Iowa, estaría a un puñado de votos electorales de la mayoría, pero todavía necesitaría sumar algún otro estado clave a su favor.

Por otro lado, la subida de Trump en las encuestas puede ser un arma de doble filo para sus ambiciones electorales. La idea de un Presidente Trump puede servir de acicate para movilizar a muchos electores demócratas o independientes que tienen aversión al candidato republicano, pero no están ilusionados con Clinton y están pensando en la abstención o en votar por uno de los candidatos minoritarios (Gary Johnson, del Partido Libertario, o Jill Stein, del Partido Verde).

De hecho, la mayor preocupación de la campaña de Clinton es la desmovilización entre sectores demográficos tradicionalmente demócratas, en especial entre los millennials (jóvenes de 18 a 34 años). Según algunas encuestas, casi uno de cada tres millennials se plantea votar a un candidato minoritario, pero podrían decantarse por Clinton como mal menor con tal de evitar que Trump ocupe la Casa Blanca.

Por tanto, y volviendo a los cuatro puntos mencionados al inicio de este artículo, me permito añadir un quinto nuevo por el que “a mayor participación, mayores probabilidades de que gane Clinton”. Las semanas que quedan de campaña van a ser decisivas y muy intensas, y una gran prueba de fuego van a ser los tres debates electorales que se van a producir entre ambos candidatos. Habrá que estar atentos.

 

Entrevista a Daniel Innerarity

Elena Herrero-Beaumont entrevista al filósofo vasco

(Publicado en Ethic 26 2016. Fotos de Juantxo Egaña)

entrevista-1

Es filósofo de vocación y político de experimento. Daniel Innerarity (Bilbao, 1959) es una rara avis intelectual que nos está ayudando a interpretar mejor el caos de una sociedad «exasperada», como la califica él, y también a entender un entorno político donde emergen nuevos ejes más allá de la izquierda y la derecha. Nos recibe en el corazón de la Parte Vieja de Donostia.

Dices que uno de los problemas de nuestro sistema político es que ponemos mucho el foco en el candidato y en las campañas, y poco en el gobierno y en la gestión.

Hay una ruptura entre tecnocracia y populismo más radical en nuestra cultura política que la ruptura entre derechas e izquierdas. Los partidos se van a posicionar como por ejemplo en Italia, donde hay dos partidos populistas y dos partidos tecnócratas, y dos de derechas y dos de izquierdas. Dicho esto, la promesa tecnocrática era creíble antes, ahora no. Desde el punto de vista de los resultados, este Gobierno no puede ofrecer un balance muy bueno…

¿Cómo crees que ha gestionado el Ministerio de Economía la relación con los mercados?

A mí, el lenguaje guíndico me resulta incomprensible, por no decir insultante. Me parece una falta de respeto total a la gente. En estos momentos no puedes hacer una política económica que la gente no entienda. La política económica la tienen que entender los mercados y también las personas. Que la aceptación de Europa sea tan baja se debe, en buena medida, a que Europa está resultando incomprensible para la gente. Y está resultando incomprensible porque delegamos todas aquellas cuestiones que nuestra democracia electoral no permite si no queremos darnos una bofetada en las elecciones. En el fondo, es una cosa muy típica de este país, la desresponsabilización. En Euskadi tenemos un sistema fiscal propio que implica una asunción de responsabilidad.

¿Cómo un hombre como tú, que habla de la heterogeneidad y del bien del otro, puede ser nacionalista?

Si por nacionalismo entendemos espacios autárquicos, insolidarios, xenófobos, homogeneidad cultural y política, yo no comparto ese punto de vista. Defiendo un nacionalismo cívico, una identificación con una comunidad en la cual están antes las personas que las naciones. Hay mucha gente que cree que no es nacionalista y lo es. La gente más nacionalista que he conocido en mi vida han sido los antinacionalistas. Esa gente furibunda detrás de la cual percibes una obsesión por la identidad, una irritación con los temas de identidad. La pertenencia nacional hay que secularizarla.

Si no es tan importante la nación, sino la persona, ¿por qué proteger a la nación?

Porque una nación puede ser una experiencia de solidaridad especialmente intensa. Decía un político alemán que, para él, Baviera era su identificación emocional, Alemania su identificación en términos de solidaridad y Europa su identificación en términos democráticos.

¿Por qué tanta identificación con el nacionalismo existiendo tantos otros problemas?

Sí, estamos dedicándole demasiado esfuerzo y energía. Pero, a la vez, la nación es el lugar al que vuelves, son tus raíces… Ha habido nacionalismos en la historia que han sido muy integradores y han construido ámbitos de solidaridad. La palabra ‘nacionalismo’ es una palabra neutra.

En España no creo que sea una palabra neutra…

Sí… Hay nacionalismos cívicos y hay nacionalismos agresivos. Hay nacionalismos que han luchado por la democracia en este país.

entrevista-2

¿Crees que es la ejemplaridad de los líderes la que verdaderamente inspira a un sistema democrático?

Hay dos obsesiones en la cultura contemporánea que nos impiden avanzar. Hay una obsesión con la moral a costa de lo cognitivo, y hay una obsesión con el elemento individual a costa de lo organizativo. Si confiamos demasiado en el liderazgo individual, probablemente estemos dejando un espacio para el mal liderazgo individual. El sistema político tiene en la cumbre a los políticos, que están en permanente choque con los funcionarios. ¿Para que sirven los políticos? Para superar el conservadurismo de los funcionarios. ¿Para que sirven los funcionarios? Para superar la frivolidad de los políticos. En ese choque, en esa fricción, ganamos todos. Me parece que lo que hay que hacer es poner sistemas de compensación anticíclica, que no hemos sido capaces de crear. Pero es que, además, hay demasiado acercamiento moral hacia la realidad y enseguida buscamos un culpable, imputamos una responsabilidad, pensamos que hay buenos o malos, cuando la mayor parte de nuestros problemas se deben a que hay una ignorancia sistémica. Para eso hace falta una gran movilización cognitiva de la sociedad. En este escenario de inteligencia distribuida hace falta poner a mucha gente a trabajar porque, además, se da la circunstancia de que no necesariamente el que más poder tiene es el que más sabe. Saber o no saber, esa es la cuestión. Mejoremos individual y sobre todo colectivamente nuestra relación cognitiva con la realidad.

Los gobernados en muchos casos tienen más información que los que gobiernan. ¿Qué opinas de los ‘lobbies’? ¿De la interacción entre lo público y lo privado? ¿Qué es interés privado y qué es interés general?

Los lobbies son las empresas farmacéuticas, por ejemplo, pero Cáritas también lo es. Se está produciendo un fenómeno de autoorganización de la sociedad al margen del sistema político que está haciendo obsoletos e ineficaces los sistemas de ‘ordeno y mando’ de la jerarquía estatal. Se están autoorganizando los empresarios, pero también los anarquistas de la CUP. O los gobiernos son capaces de favorecer esa autoorganización y dirigirla de una manera que sea equilibrada o chocarán con la resistencia de la sociedad. No es una tesis neoliberal, que no soy neoliberal, ni tampoco anarquista. Sino que creo que ha aparecido un nuevo eje de identificación en nuestra sociedad contemporánea: queremos organizarnos a nosotros mismos. Y no toleramos sistemas jerárquicos de decisión. La idea de apretar un botón y hacer un decreto ley no está a la altura de la complejidad de la sociedad. Un gobernante tiene una responsabilidad sobre el conjunto de la sociedad. ¿Cómo articulas esa idea de implicar a la gente y al mismo tiempo no dejar la decisión en manos privadas? La única manera es favorecer a la sociedad la reflexión sobre sí misma.

Eso es utópico.

Es utópico, pero es fantástico. Si yo quiero regular el mundo financiero y el mundo del deporte, tengo que lograr que ambos colaboren conmigo en la tarea de la regulación y entiendan que ellos mismos están generando riesgos… Dominique Strauss-Kahn decía que cuando estaba en el FMI había altos directivos de Wall Street que le decían: «Por favor, contrólenos» (siempre me he acordado de que a él podrían haberle controlado también un poco…). Los seres humanos necesitamos sistemas que nos impidan hacer lo que queremos. Suena muy bruto, pero es así. Sistemas que me ayuden a ver que hay ciertos riesgos que pueden ser autodestructivos.

¿Está la ciudadanía española preparada para escuchar este mensaje de autogobierno? No tenemos esa cultura en absoluto.

Seguramente no. Yo creo que la experiencia política fundamental es la impotencia, la dificultad de mover algo. Tenemos una limitación cognitiva, nuestros sistemas políticos saben muy poco para lo que tienen que hacer; tenemos una limitación en relación con el poder (el poder de «yo te mando a ti» es un recurso muy pobre de gobierno y tiene un recorrido muy pequeño); tenemos una limitación de dinero.

entrevista-3

¿Qué opinión tienes de los medios de comunicación en España?

Los medios de comunicación son más necesarios que nunca en la actual situación, en la que necesitamos reducciones significativas de la complejidad. Es una ilusión pensar que la ciudadanía pueda hacerse una idea de lo que está pasando, tomar decisiones, eso no puede alcanzarse sin la colaboración de los medios. Y yo creo que en estos momentos los medios están dedicados al detalle escabroso, a la anécdota, están construyendo un régimen de negatividad. Por poner un ejemplo: hay pocos análisis buenos, al menos yo nos los conozco, de cuáles fueron las circunstancias que nos llevaron al rescate bancario en España, que nos costó un dineral y que lo estamos pagando. Y en cambio lo sabemos todo acerca del uso de las tarjetas black. Estamos convirtiendo la política en un espectáculo en el cual nosotros, los ciudadanos, nos estamos convirtiendo en mirones, facilitado por los medios de comunicación. Es una democracia ocular, donde somos losvoyeurs de un espectáculo que nos cabrea y nos indigna. De ahí mi cierta resistencia a darle demasiada importancia a la transparencia. La transparencia como obsesión y como única categoría de democratización se adapta bastante bien a este tipo de democracia que en el fondo es una democracia de poca calidad y que nos coloca a nosotros mismos en espectadores que estamos contemplando un espectáculo.

Por defecto hemos asumido que los sistemas son corruptos, de ahí la necesidad de ser transparentes.

¿Tenemos un problema: que los políticos nos estén ocultando algo cuyo desvelamiento aclararía todo lo que nos está pasando? ¿O más bien tenemos un problema de confusión colectiva? Ha pasado lo primero; vamos camino de corregirlo, pero lo segundo es una batalla que estamos librando más a largo plazo, es una batalla de construcción de la voluntad política, más complicada. Los sistemas de decisión necesitan espacios discretos. ¿Cómo han reaccionado los políticos al mundo de la transparencia? No diciendo nada, acartonando su discurso. Es un discurso hueco y banal.

Con la irrupción de los nuevos partidos, ¿crees que estamos en la transición hacia un modelo mejor?

Hay todavía ciertas estrategias que aspiran a una reedición del bipartidismo con otros actores. No nos creemos la diversidad interior, ideológica, nacional, cultural, religiosa sexual, lingüística… Mientras no sintamos como propia la diferencia del otro, no estaremos avanzando realmente nada en términos de unidad. Porque la unidad va a ser a través del reconocimiento de la diferencia. Y la represión de la diferencia no construye nada positivo.

Así que no crees que se vaya a consolidar un sistema multipartidista en España.

Podría ser… No digo que no. Hay mucho fenómeno de burbuja, pero vamos a pasar unos años con más actores políticos, más equilibrados entre sí, teniendo que hacer operaciones más sutiles, yo creo que eso es indudable.

¿Qué opinas de la Ley de Educación que se aprobó en la pasada legislatura y cómo aspirar a educar a los jóvenes del futuro?

La sociedad en que vivimos y su complejidad requiere que se institucionalice la inteligencia colectiva, que lo que todos nos preguntamos de vez en cuando, a altas horas de la madrugada después de haber bebido un poco, por el sentido de la vida, del amor, de la belleza… lo haga gente de manera sistemática. Eso lo hacen los filósofos y otras muchas profesiones. Pero se ha impuesto una lógica del beneficio, de la rapidez, de la performance, que ha estigmatizado la reflexión como una pérdida de tiempo. La utilidad de lo inútil.

Mujeres de hoy: rompiendo barreras

Elena Herrero participa en un encuentro de Women21

Mujeres de hoy: rompiendo barreras

La plena participación de la mujer, en todos los sectores y a todos los niveles, resulta fundamental para construir sociedades más justas y economías más robustas. ¿Cómo romper los techos de cristal sin antes deshacerse de los estereotipos de género? Ethic reúne a un grupo de mujeres de distintos ámbitos y generaciones en un nuevo encuentro de Woman 21, que ha contado con la colaboración de Telefónica.



Ethic
Rita Maestre: «Todo lo que asumamos como biológico, lo asumimos también como intrínseco e irreformable»

Elena Valderrábano: «Aún está mal visto que haya hombres que prefieran quedarse en su casa cuidando de sus hijos»

Ana Sáenz de Miera: «Tenemos que aprender a gestionar el tiempo y el sentimiento de culpa»

Elena Herrero-Beaumont: «La mujer es la recién llegada a un club de hombres, regido por unas reglas en las que no está entrenada»

Leer artículo completo

Las 3 razones por las que los CEOs y organizaciones fracasan en Public Affairs

Sólo el 11% de los CEOs dice tener éxito a la hora de proteger sus intereses frente a decisiones políticas o regulatorias

J.M.G es el CEO de una compañía que cotiza en la bolsa de Madrid y Londres. La última semana ha estado negociando con los bancos la refinanciación de la deuda. En los últimos tres meses ha tratado de convencer a sus accionistas de que el Gobierno no se atreverá a adoptar una medida retroactiva. Sin embargo, en las vísperas al Consejo de Ministros le llega la información que sí se aprueba. Saltan los teléfonos, se tira de agenda, orden inmediata de solicitar una conversación con el Ministro.

J.M.G., ¿cómo estás? Hemos hecho todo lo posible, pero ya sabes cómo es esto: Hacienda, nuestras obligaciones con Bruselas, la opinión pública no lo entendería… La medida está aprobada. La respuesta del Ministerio llega con hechos consumados. A continuación reunión de crisis, las malas previsiones se cumplen: reducción de la rentabilidad, dificultad para renegociar con los bancos, explicaciones a los inversores…

Más del 50% de los CEOs considera que los Gobiernos son los que más impactan en el valor de su compañía

Esta historia entresacada de varias experiencias explica por qué más del 50% de los CEOs y equipos directivos considera que Gobierno, Administraciones y Reguladores son los que impactan en el valor de su compañía -más allá de los clientes-. Y 2/3 considera que este impacto incrementará en los próximos años según la encuesta elaborada por McKinsey&Company en 2015 y respondida por más de 1300 CEOs y directivos.

La disminución de los incentivos a las energías renovables en el sector energético, los cambios estructurales al sistema bancario y financiero aprobados en Bruselas, la imposición de tasas a determinados tipos de alimentos basados en criterios de salud para el sector alimentario o la aceptación e impulso de la economía colaborativa en el sector turístico, son amenazas del último lustro que confirman las estadísticas de McKinsey. También ponen de manifiesto que en el nuevo management la relación de la empresa con Gobiernos y Administraciones ha dejado de ser una función delegada a modo de premio-retiro y sostenida a base de comidas y foros de debate artificioso. No en vano, la mayoría de compañías contrata “knowledge lobbyists” y no “network lobbyists” (basan su competencia por la buena agenda), según el último informe del Public Affairs Council, cuya sede está en Washington, sobre la contratación de consultoría en lobbying o asuntos corporativos.

Ahora bien, si bien hay una clara conciencia de muchos CEOs del impacto en el negocio del entorno político y regulatorio, la mayoría reconoce haber fracasado a la hora de representar sus intereses ante los poderes públicos: sólo el 11% dice tener éxito a la hora de proteger sus intereses frente a decisiones políticas o regulatorias.

En mi opinión, tras años de conversaciones y auditorías, este fracaso puede deberse a 3 razones:

razones-del-fracaso-lobby

Sólo el 8% de las empresas que tienen una política sólo reactiva dice tener resultados satisfactorios

El 88% de las empresas que han establecido un trabajo pro activo con stakeholders regulatorios y políticos afirma tener éxito con frecuencia o en diversas ocasiones, frente a las compañías que prefieren limitar su papel a un ámbito reactivo donde sólo el 8% afirma tener resultados satisfactorios  en sus gestiones institucionales. Podríamos simplificar la acción proactiva en el trabajo de anticipar riesgos, generar o liderar conversaciones, proponer iniciativas. La acción reactiva es la que se limita exclusivamente a que su patronal nacional o europea le avise de las amenazas normativas o decide actuar cuando la prensa económica se hace eco de una próxima reforma que afecta a su negocio.

lobby-proactivo-reactivo

El 57% de las compañías que consideran tener éxito en sus relaciones con gobiernos cuentan con que el CEO está “engaged” con la agenda del departamento de Public Affairs y no lo relega a un segundo plano o lo reduce a alimentar la agenda de eventos. El nuevo management se implica en la estrategia de public affairs como parte básica del negocio y la supervisa. El director de public affairs reporta directamente al CEO o al Comité de Dirección en el 63% de las empresas de Estados Unidos.

En Estados Unidos, los directores de public affairs reportan directamente al CEO o Presidente en el 36% de las empresas y otro 27% informa al Comité de Dirección. Sólo si el CEO o comité de dirección apoya y participa en las acciones de public affairs podremos decir que obtiene el mayor grado de maximización de recursos.

 

(Continuará…)

La influencia en Internet

Nuevas herramientas de influencia en el entorno online

El pasado 25 de julio Adecco publicaba la XII edición de la encuesta “¿Qué quieres ser de mayor?”, y entre los resultados aunque siguen apareciendo los clásicos (policía, profesora, futbolista, etc) se cuelan nuevas profesiones como los YouTubers que, aunque a nosotros nos puedan parecer tendencia, para ellos ya es una realidad y una opción de vida.

Pero, ¿qué es en realidad un YouTuber? ¿Qué es un influencer? ¿Qué hace que el contenido de estos vídeos o posts se vuelva viral? Cómo ya comentaba en un artículo anterior, se trata de conectar con la audiencia a través de las emociones, para que tus seguidores compartan tu contenido con otro círculo similar que pueda empatizar de la misma manera con el vídeo, y éste se vuelva viral.

Estos famosos digitales cuentan con millones de seguidores en sus redes sociales.

  • En temas de videojuegos destacamos a “El Rubius”, cuyas cifras asustan: 7,28 millones de seguidores en Twitter, más de 20,4 millones de seguidores en YouTube y 4,2 millones en Instagram, 3 libros publicados, apariciones en películas como Torrente 5 o entrevistas en televisión.
  • Si nos vamos al mundo de la moda, una gallega, Alexandra Pereira con su blog “Lovely Pepa” con el que lleva marcando estilo desde 2009 es una de las influencers más importantes del panorama internacional. También con entrevistas en televisión, con 73,4 millones de seguidores en Twitter, 1,2 millones en Instagram, y más de 39.000 suscriptores en su canal de YouTube que ha inaugurado hace menos de seis meses.

Millones de personas que han decidido libremente seguirles, no para beneficiarse de una promoción o un descuento en una tienda sino porque su contenido les resulta interesante, útil y enriquecedor. Podemos definir a los influencers como aquellas personas que tiene gran presencia y credibilidad en las redes sociales, y que tienen tanta influencia entre sus seguidores, suscriptores, lectores, etc. que se convierten en prescriptores. Es decir, se convierten en dueños de una base de datos completamente segmentada por gustos, aficiones, estilos de vida, variables geográficas y demográficas. Y es este apoyo incondicional de sus fans lo que les hace ser atractivos para las empresas.

El último Estudio de Inversión Publicitaria en Medios Digitales publicado por IAB, muestra que en el primer semestre de 2016 se han invertido más de 754 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 24,4% respecto al mismo periodo del año anterior. Además, el Global Trust Advertising de 2015 muestra que el 83% de los consumidores confía plenamente en las recomendaciones de amigos y familiares, y otro 66% afirma que confía en las opiniones que otros usuarios publican online.

Así los influencers se convierten en una herramienta clave en las estrategias de marketing tanto online como offline para las empresas. Dulceida, otra de las blogueras más influyentes del panorama español, comentaba en una entrevista cómo unos zapatos que mostró en una de sus fotos de Instagram se agotaron en menos de dos días.

Y aunque la inversión en este tipo de marketing no es barata (algunos influencers llegan a cobrar entre 5.000 y 20.000 euros por asistir a un evento, o escribir un post sobre un determinado producto) el retorno vale la pena.

¿Serán nuestros hijos futuros influencers? Sólo el tiempo lo dirá.